Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 29 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

20 heridos marchas por el Día del Trabajo

79

20 heridos marchas por el Día del Trabajo

Gran convocatoria tuvieron las manifestaciones a lo largo de todo el país

Miles de sindicalistas marcharon ayer por todo el país para conmemorar el Día del Trabajo. Durante la jornada, sólo en Oaxaca se movilizaron unos 70 mil trabajadores de la educación, mientras en estados como Chihuahua o Veracruz lo hicieron más de 20 mil.

Algunas manifestaciones terminaron en zafarrancho, como la de Guerrero, con un saldo de al menos 20 lesionados. En distintos tonos, los manifestantes expresaron su rechazo a la propuesta de reforma energética planteada por el presidente Felipe Calderón, a la Ley del ISSSTE y al incremento de precios en los básicos, y demandaron mejores salarios.

Si bien el rechazo a la privatización de Petróleos Mexicanos fue el eje de las protestas, los trabajadores del país aprovecharon el primero de mayo para llevar a las calles los conflictos laborales y sociales de cada estado. En Sonora marcharon quienes defienden el parque Villa de Seris –que está siendo talado para instalar ahí un centro de convenciones–, así como el Frente contra la represión, que demanda la liberación del líder del transporte Alfonso Chaparro, encarcelado hace ocho meses por protestar contra la entrada en funcionamiento del nuevo sistema del transporte público.

En Veracruz, las pancartas fueron de médicos y enfermeras exigiendo plazas; en Chiapas, al menos 40 mil trabajadores estatales e integrantes de organizaciones sociales y campesinas se manifestaron y presentaron la propuesta de crear un frente único de trabajadores. Los marchistas tardaron más de dos horas en entrar a la plaza central, donde escucharon a 25 oradores. En estados como Baja California hubo expresiones de rechazo a la ola de violencia ligada al tráfico de drogas que sacude a esa franja del país.

En lugares como Ciudad Juárez, Chihuahua, la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, fue objeto de manifestaciones de repudio, lo mismo que en Oaxaca, donde la sección 22, conjuntamente con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), marchó mientras en la ciudad de México algunos de sus compañeros entregaban un pliego de peticiones en la Secretaría de Gobernación. En el acto político también participaron el consejero estatal de la APPO, Flavio Sosa Villavicencio, recientemente liberado, y Emeterio Merino Cruz, activista golpeado por la policía el 16 de julio del año pasado, quien aún sufre secuelas sicomotrices.
Bates, tubos y piedras

Durante la conmemoración en Guerrero, golpeadores al servicio de Natividad Calixto Díaz, secretario general de la sección 14 del SNTE y dirigente del partido Nueva Alianza (Panal), armados con bates, palos, tubos y piedras expulsaron del zócalo de Chilpancingo a profesores y grupos independientes; el saldo fue de 20 lesionados, dos de ellos de gravedad.

El contingente de los llamados institucionales, integrado por más de 5 mil maestros, efectuaba un mitin en la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac, adonde había arribado después de marchar, cuando llegó la avanzada de los “independientes“, pero unos 60 golpeadores, encabezados por jugadores del equipo de basquetbol Los Guerreros, integrado por hijos, sobrinos y primos de Calixto Díaz, les impidieron la entraga a golpes.

Jorge García Hernández, vocero de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), dijo que unos 20 profesores resultaron lesionados, entre ellos Isidra Paulino Cornelio, de la zona de la Montaña, a quien de un tubazo le abrieron la herida de una cesárea que se le practicó recientemente, y Roberto García, de Acapulco, quienes permanecen en el hospital del ISSSTE de la capital del estado. Otros lesionados son Jerónimo N., secretario general de la delegación sindical del municipio de Atixtac; José Luis Bravo, de la región Sierra, que resultó lesionado de un brazo, y Mario Salgado, del área de Educación Especial, de Acapulco.

La trifulca duró unos 30 minutos. Una hora después llegaron los policías antimotines del gobierno de la entidad. Mario Moreno Arcos, alcalde de Chilpancingo, dijo: “acabo de mandar traer a toda mi policía, ya que no los tengo aquí a la mano, y vienen para tratar de poner orden; aunque este asunto no es algo que tenga que ver con el municipio”.