Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 26 de junio de 2017

Cargando...
Cargando...

30 años de prisión a joven discapacitado

224

30 años de prisión a joven discapacitado

Sentencian a 30 años de prisión a joven discapacitado por un delito que no cometió, denuncia la madre

María Ledezma Sandoval es una madre desesperada por la injusticia que asegura se cometió en contra de su hijo de tan sólo 21 años de edad, a quien después de estar un año arraigado en su casa como medida cautelar, al ser señalado como presunto responsable de un homicidio que no cometió, la semana pasada le fue dictada una sentencia de 30 años de prisión.

Se le acusa del homicidio de un joven de 17 años ocurrido el 22 de septiembre del 2008, cuando testigos presentados por la defensa de la víctima, que son 4 familiares, aseguran haber visto correr con un bat al hoy sentenciado momentos después de los hechos; ésa es la única prueba que lo incrimina como homicida.

Sin embargo, se cuenta con un documento médico donde se establece que el imputado tiene problemas en la columna vertebral, por lo que está imposibilitado para correr, e incluso caminar le cuesta trabajo, pero este documento no fue aceptado por los jueces que llevan el caso, alegando que su presentación como prueba no estuvo en tiempo y forma.

Los exámenes periciales indican que la víctima falleció por heridas producidas por proyectil de arma de fuego, cuando a su hijo no se le encontró arma alguna ni se le hizo la prueba de radisonato de sodio para verificar si había disparado un arma.

En las audiencias se presentaron 5 testigos más, uno como testigo protegido por haber presenciado el hecho, quien indicó que fueron unos hombres que tripulaban una “troca roja” quienes dieron muerte a la víctima, mismos que, a decir de María Ledezma, fueron detenidos pero no se les hizo nada, sólo se presentó a su hijo como responsable y la familia del hoy occiso lo señala como responsable, sin embargo el testimonio de este último no fue tomado en cuenta por los jueces.

Esta madre y otra mujer que la acompañaba permanecieron solitarias con dos cartulinas mal escritas frente a Palacio de Gobierno, exigiendo justicia para su hijo.