Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 27 de febrero de 2021

Cargando...
Cargando...

¿A dónde fue la inocencia?

394

¿A dónde fue la inocencia?

Los juegos infantiles de hoy

Atrás, muy atrás quedaron los juegos tradicionales. Para los niños de hoy lo «tradicional» son los videojuegos, como el Wii... Y hasta ahí, dentro de lo que cabe, todo estaría bien, pero últimamente hasta estos pasatiempos son ya aburridos y pasados de moda. Lo nuevo es ejercer la imaginación sobre la manera de instalar un retén, acechar a una posible víctima y en el momento propicio efectuar el «levantón», o simplemente alquilarse como guarura del cuatrojos de al lado, aquél al que todos menosprecian y maltratan.

En Ciudad Juárez todo el mundo está patas arriba; parece que la inocencia está ahora más bien en el cerebro de los adultos que creen posible revertir la situación caótica que reina en las calles.

Los niños, nuestros niños, aquéllos que vimos nacer y crecer, alimentando con ello nuestra esperanza de que hicieran por este mundo algo mejor que sus padres, están entrenándose para ser los futuros sicarios a través del medio más efectivo de aprendizaje que hay: el juego.

El balón de futbol quedó rezagado en un rincón; los Tazos ya nadie los recuerda; las canicas ¿qué es eso? El salto a la cuerda, que proporcionaba cierta condición y servía para combatir un poco el problema de la obesidad, ya nadie sabe en qué consiste.

Ahora lo novedoso entre los infantes de las distintas escuelas es jugar a los levantones, al cobro de cuota y a alquilarse como guarura, según se puede ver en los patios de la escuela primaria Vicente Guerrero de Ciudad Juárez, como lo confirma su propia directora.

A la hora del recreo, asegura, los patios de los planteles escolares rebozan de niños que instalan retenes, arman comandos de sicarios o militares y organizan levantones, pero también cobran cuotas para no agredir a los alumnos más débiles.

Cualquier alumno de primaria y secundaria es capaz de dar cátedra a sus mayores sobre el manejo de armas y el uso de drogas. Saben distinguir perfectamente un fusil cuerno de chivo y el calibre de las distintas armas.

Sicólogos escolares reafirman lo que es sabido: esta situación ha sido propiciada por el ambiente de violencia que priva en Ciudad Juárez, con más de 463 mujeres asesinadas entre 1993 y 2006, de acuerdo con los números aceptados por las autoridades, aunque se asegura que han sido más de 500, aparte de los más de 6 mil ejecutados en los dos últimos años.