Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 28 de septiembre de 2020

Cargando...
Cargando...

¿A dónde va Calderón?

253

¿A dónde va Calderón?

La cotidianidad en Ciudad Juárez

Aquí las personas, dentro o fuera de sus casas, ruegan porque un día no se encuentren con pistoleros. Los padres temen enviar a sus hijos a la escuela porque algunos colegios son extorsionados por delincuentes a cambio de protección y no secuestrar a alumnos y maestros.
Los negocios trabajan de manera encubierta y sin vista al exterior para no ser objeto de cobros por protección. Las ambulancias no llevan a los heridos por temor a que regresen los sicarios a rematarlos. Los niños observan cadáveres y charcos de sangre en vivo y en directo, no en la televisión. Es Ciudad Juárez, Chihuahua.

El presidente Felipe Calderón estará mañana en este territorio, el más violento del país, donde han sido asesinadas 229 personas en los 41 días que han transcurrido del 2010.

Ahí presentará una estrategia social para abatir los altos índices de criminalidad. Por eso, en este espacio les presentamos un breve panorama de lo que viven los juarenses de manera cotidiana y que esas políticas públicas tendrán que atender.

Los especialistas en política social Clara Jusidman y Hugo Almada ya documentaron esa realidad. Ellos mismos la llaman «la destrucción anunciada», pues consideran que la violencia actual es producto, entre otros factores, de la ausencia de una política social.

Los investigadores realizaron una lista larga de «focos rojos». El acelerado crecimiento poblacional que provocó una presión inédita en la infraestructura urbana y los servicios sociales.

El gran volumen de población migrante que llega a este ciudad con el único fin de pasar a Estados Unidos que tienen una condición de desarraigo. Una alta proporción de familias jóvenes con hijos pequeños. Un gran porcentaje de hogares jefaturados por mujeres solas y por ende, una mayor fragilidad en las relaciones de pareja.

También hay una proporción elevada de jóvenes que no trabajan ni estudian ni ayudan en los quehaceres del hogar. En el ámbito laboral, las mujeres -quienes son la mano de obra más contratada en las maquilas- tienen sobrecarga de trabajo y bajos salarios.

Cuando salen de las maquilas, después de bajar del transporte de la empresa, por las noches, tienen que caminar por terrenos baldíos y largas calles oscuras donde no hay pavimento ni alumbrado público ni vigilancia policíaca.

Las escuelas son insuficientes, mal distribuidas y la educación, de mala calidad. Hay altas tasas de deserción escolar. En materia de salud, también son escasos los hospitales, además de que hay una alta incidencia de de muertes por causas externas (suicidios y homicidios) y se expande entre adolescentes y jóvenes el consumo de cocaína y heroína.

Además, hay 27 mil viviendas en zonas de alto riesgo, el 50% de la ciudad carece de pavimentación, hay invasión de terrenos y autoconstrucción con desechos de maquila y un déficit del 80% en áreas verdes y espacios recreativos. Esta es la vista panorámica de Ciudad Juárez. Pero ¿cuántas otras Ciudad Juárez hay en el país? ¿Se tiene que llegar a estos extremos de violencia para poner atención a los problemas sociales?