Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 28 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

Abandonan iglesias tras amenazas

133

Abandonan iglesias tras amenazas

Por amenazas del narcotráfico sacerdotes abandonan iglesias

Al menos 300 sacerdotes en todo el país se han visto obligados a abandonar sus iglesias luego de una serie de amenazas de ejecución por parte de cárteles del narcotráfico, denunció el senador Fernando Castro Trenti, integrante de la Comisión de Justicia de la Cámara alta.

“Hace unos cuantos días nos enteramos que alrededor de 300 sacerdotes han tenido que abandonar sus parroquias, toda vez que son víctimas de las amenazas de ser ejecutados”, sostuvo en su intervención en el foro sobre seguridad que se realizó ayer en el IFE, al que asistieron ex secretarios de Gobernación y de seguridad pública, como Francisco Ramírez Acuña y Alejandro Gertz Manero, respectivamente.

El senador priista acusó que los religiosos han sido objeto de intimidaciones, que los han llevado a abandonar su labor eclesiástica en sus diferentes parroquias.

De igual manera, Castro Trenti denunció que se calcula que ingresan al país, de manera ilegal, un promedio de dos mil armas por día y éstas “son justamente el abasto para la comisión de los delitos más graves”, aseguró.

Sin embargo el legislador no precisó el origen de estos datos.

Según el legislador priista, al menos seis de cada 10 ciudadanos tienen miedo y han cambiado su conducta, hábitos y costumbres para evitar ser víctimas de la delincuencia organizada.

“¿Quién no tiene miedo, en las condiciones en donde el crimen organizado ha incrementado en forma terrible su capacidad de fuego, el tráfico y la introducción ilegal de armas de fuego como nunca?”, indicó.

Castro Trenti, calificó de “errónea” la forma en que el gobierno federal ha enfrentando el problema de la delincuencia organizada e inseguridad, pues en lugar de hacer una investigación profunda para conocer las causas del crimen organizado, apostó a la persecución y luego la investigación.

El problema de la inseguridad, dijo, no es asunto de recursos públicos, pues tan sólo en los últimos nueve años el gobierno ha destinado 190 mil millones de pesos para combatir al crimen organizado.
.