Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 4 de diciembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Acusado de matar a mujer recrea hechos

756

Acusado de matar a mujer recrea hechos

Francisco Granados realizó ayer un recorrido en el denominado campo algodonero

Ante un Tribunal itinerante José Francisco Granados de la Paz realizó ayer un recorrido en el denominado campo algodonero de Paseo de la Victoria y Ejército Nacional para señalizar los puntos donde dijo fueron tirados ocho cadáveres de mujeres, por lo menos una de ellas dijo fue asesinada por él y cuatro de estos cuerpos aventados también por él y Edgar álvarez Cruz.

Además de esta inspección judicial, el mexicano Granados de la Paz rindió una ampliación de la declaración presentada en octubre del año pasado y entre los datos aportados descata su autoincriminación en un doble homicidio y violación ocurrido en 1998 en El Paso, Texas.

En relación a estos delitos, de forma privada, el sospechoso se entrevistó con tres detectives del U.S. Marchall.

En Estados Unidos Granados de la Paz fue condenado el 7 de abril de 2006 a 37 meses de prisión por violación a la Leyes Migratorias de ese país, pero sólo purgó 18 meses de su condena en una prisión federal ubicada en el estado de Pennsylvania.

Datos periodísticos establecen que Granados de la Paz inculpó desde la prisión en la que se encontraba purgando sentencia, en Estados Unidos, a Edgar álvarez Cruz junto con Alejandro Delgado Valles por el asesinato de Mayra Juliana Reyes Solís de 17 años.

El año pasado, bajo la figura de extradición temporal, Granados de la Paz fue traído a México y recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano –antes Almoloya– en el Estado de México y el 29 de octubre del 2008 fue trasladado a Ciudad Juárez para las primeras diligencias ante el Juzgado Segundo de lo Penal, donde se le sigue una indagatoria por el homicidio de Reyes Solís.

Ayer, a solicitud de la Fiscalía Especial para los Homicidios de Mujeres Granados de la Paz rindió una ampliación de la declaración previa en la que básicamente señaló haber participado en tirar varios cuerpos de mujeres en el predio de Ejército Nacional y Paseo de la Victoria, aunque no pudo recordar las características físicas de las víctimas, ni su identidad y tampo se ubicó en tiempo y espacio.

Además durante esa diligencia aceptó carearse con Edgar álvarez Cruz, Alejandro Delgado Valles y María de la Paz.

Luego el acusado, el juez Segundo de lo Penal, Daniel Rodríguez Gaytán, y todo su personal se trasladaron al campo algodonero en medio de una carabana conformada por unos 10 vehículos ocupados por elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y agentes estatales, así como la fiscal estatal Flor Mungía, y tres peritos de la Subprocuraduría General de Justicia del Estado.

El convoy prendió las sirenas y a su paso omitieron semáforos, provocando alarma en los otros conductores.

Al llegar al predio Granados de la Paz –quien portaba una cadena que le daba dos vueltas a la cintura y del otro extremo estaba amarrada a unas esposas aseguradas a sus manos con un candado– preguntó ¿dónde esta el campo algodonero, los surcos?. “Ha sido modificado”, se le dijo.

Una vez ubicados junto a 14 cruces de color rosa –al fondo del terreno– se le preguntó “¿señale el lugar dónde dejó el cuerpo sin vida?, el que trasladaron en una bolsa negra”, a lo que contestó “en el canal, este es el canal y esta es la loma aunque antes no había tanto escombro... le dimos vuelo a la bolsa negra yo y Edgar, Edgar la agarró de los pies y yo de la cabeza. La cabeza quedó para el lado de la barda del fraccionamiento”, dijo al referirse a un complejo habitacional ubicado al lado norte del predio y llamado Quintas de San José.

El canal al que se refirió Jose Francisco Granados está ubicado al sur oriente del campo, hacía la avenida Ejército Nacional y casi enfrente de las oficinas de la AMAC.

En respuesta a otra interrogante de la Fiscalía, Granados de la Paz refirió que en esa ocasión entraron al predio por el lado de la avenida Ejército Nacional y estacionaron el vehículo rojo donde llevaban el cadáver de la mujer a unos tres metros del canal.

“De dónde cayó la bolsa negra, ¿a qué distancia estaba el otro cuerpo?”, preguntó el personal del Juzgado Segundo de lo Penal al citar un fragmento de la declaración anterior de Granados de la Paz en que afirmaba a ver visto otros cuerpos en el lugar. “Casi pegado a la bolsa o como a dos o tres pies, con la cabeza rumbo al fraccionamiento”, respondió.

Luego la fiscal, Flor Mungía, cuestionó “si dice que hubo más cuerpos, ¿dónde estaban ?”. A lo que contestó “a un metro y tres pies”, dijo desorientado. Luego afirmó “depositamos a otra mujer con la cabeza hacía el fraccionamiento (Quintas de San José). La que yo maté fue tirada por aquel árbol (al norte de predio), será a unos 8 ó 6 metros, no más”, dijo sin atinar una distancia precisa.

Enseguida continuó diciendo “yo tiré como tres en el barranco (indicó al referirse a un montículo de escombro). La de un metro y tres pies, y otra más al norte y la que tiramos en la bolsa negra hacia Ejército Nacional”.

Posteriormente todos se trasladaron a un predio adyacente –detrás del hotel Consulado Inn, área que en algún momento formó junto con el otro pedio un solo inmuble–, ahí Granados de la Paz señaló “casi no conozco este canal, conozco en medio. Aquí no tire cuerpos”.

Pero luego declaró “tiré uno (cadáver) a medio del terreno y divisé dos cuerpos retirados del canal”. Tiré a una mujer con camisa negra, mini falda negra y medias negras; a ella la conocí en la casa de mi tío Vicente”.

Enseguida dijo que uno de los cuerpos quedó boca arriba y a pregunta de la Fiscalía señaló que una mujer estaba atada con las cintas de sus propios zapatos.

Luego todos se trasladaron a la casa de Edgar álvarez Cruz, en la calle Nayarit númeor 323 de la colonia Salvárcar para que Granados de la Paz –de regreso– marcara el trayecto que utilizaban de la casa del primero al campo algodonero.

Jose Francisco Granados refirió que tomaban la calle Ramón Rayón hasta conectar con la avenida Warafill y de ahí por Juárez Porvenir hasta Paseo de la Victoria para llegar al predio.