Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 27 de julio de 2021

Cargando...
Cargando...

Advierte EU guerra vs narco mexicano

329

Advierte EU guerra vs narco mexicano

George W. Bush advirtió de una guerra contra los cárteles de la droga “donde la primera línea de la lucha será México”.

Distrito Federal— El presidente estadounidense George W. Bush advirtió de una guerra inminente con los cárteles de la droga “donde la primera línea de la lucha será México”.

En una entrevista con el diario conservador “The Washington Times”, en la que pasa revista a los ocho años de su presidencia, el mandatario saliente dijo que su sucesor en la Casa Blanca, Barack Obama, necesitará enfrentar “a los cárteles de la droga en nuestro propio vecindario”.

“Y la primera línea de la lucha será México... Los narcotraficantes continuarán buscando un flanco débil”, puntualizó Bush .

“Y una de las cosas que futuros presidentes tendrán que hacer es asegurarse de que (los narcotraficantes) no encuentren un refugio en partes de América Central”, agregó Bush.

Los comentarios del presidente Bush se dan una semana después de que Washington declarara a los cárteles mexicanos como “la mayor amenaza del crimen organizado contra Estados Unidos” y revelara que las organizaciones criminales mexicanas dotan de drogas cuando menos a 230 ciudades estadounidenses.

El Departamento de Justicia alertó además que los cárteles de la droga han instalado en México centros de comunicación en la frontera, donde utilizan alta tecnología para tener contacto permanente con sus células y garantizar el éxito de sus operaciones criminales trasnacionales.

Un documento del Centro de Inteligencia Nacional de Drogas (NDIC), detalla que a pesar de los golpes que se han asestado en los dos últimos años a los cárteles de la droga en México, éstos mantienen su hegemonía y representan una amenaza de seguridad en Estados Unidos, ya que controlan el tráfico y distribución de cocaína, la producción de metanfetamina y la venta de heroína, a través de socios estratégicos.

El informe anual 2009 del NDIC —que es construido con la colaboración de más de una docena de agencias, como la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Administración Antidrogas (DEA)— detalla que “la influencia de los cárteles mexicanos en el tráfico de drogas interno no tiene rival”, ya que controlan las operaciones en al menos 230 ciudades de la Unión Americana, desplazando incluso a los colombianos.

Se reconoce que la cocaína es la principal amenaza de droga en Estados Unidos y no es casual que “una gran mayoría de la cocaína disponible entre de contrabando por México (alrededor del 90%), y son los cárteles mexicanos los que tienen el control de la distribución de drogas en la mayoría de ciudades y están ganando fuerza en los mercados que aún no controlan”.

Los capos mexicanos mantienen el control de este mercado, a pesar de las grandes incautaciones de cocaína, el aumento de la presión sobre ellos por parte del gobierno mexicano, la violencia interna que viven los cárteles, la ampliación de los mercados de cocaína en Europa, y la seguridad de las fronteras, aunque todos estos factores han propiciado la escasez de cocaína en Estados Unidos.

Sin embargo, el NDIC sostiene que es posible que a principios de 2009 se mantenga esta escasez de la droga, ante la presión sostenida contra los cárteles mexicanos, pero “el abuso y la demanda de la droga probablemente siga siendo alta en el corto plazo”.

Ante esta previsión, el mercado de drogas en Estados Unidos es atractivo para los narcotraficantes mexicanos que junto con sus socios de Colombia generan y lavan recursos entre 18 mil millones y 39 mil millones de pesos al año.

Alta tecnologia al servicio del narcotráfico

Este diagnóstico del Departamento de Justicia considera que uno de los factores que convierten a los cárteles mexicanos en una amenaza en materia de seguridad, es que “han avanzado en sus capacidades de comunicaciones”.

El documento del NDIC revela que estas organizaciones criminales “emplean la tecnología de comunicaciones avanzada y técnicas a fin de coordinar su tráfico ilícito de drogas”.