Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 19 de noviembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Advierte Ejército fallas de la CNDH

190

Advierte Ejército fallas de la CNDH

La investigación de la CNDH sobre la muerte de dos niños en un puesto militar de tiene inconsistencias

La investigación de la CNDH sobre la muerte de los niños Martín y Brayan Almanza en un puesto militar de Tamaulipas tiene inconsistencias y revela un afán de protagonismo de su titular, Raúl Plascencia, advirtieron fuentes castrenses de alto nivel.

La CNDH, subrayaron, descarta el enfrentamiento de militares y sicarios sin considerar evidencias ni peritajes.

Las fuentes rechazaron también que efectivos castrenses hayan manipulado la escena de los hechos registrados el 3 de abril pasado e insistieron en que el incidente ocurrió luego de que un grupo de sicarios, al toparse con efectivos del Ejército, abriera fuego en el kilómetro 117 de la carretera Reynosa-Nuevo Laredo en el tramo de Ciudad Mier.

El Ejército repelió el ataque, y los niños, quienes viajaban con sus padres en una camioneta en medio del convoy de delincuentes, murieron en el fuego cruzado.

Dichas fuentes militares entregaron a REFORMA fotografías y documentos que, en su opinión, no fueron considerados por la CNDH en su investigación y consecuente recomendación, emitida este miércoles, donde le solicitan a la Sedena reparar daños e indemnizar a la familia.

Para la CNDH, los niños Almanza fueron asesinados por efectivos castrenses que dispararon directamente a la camioneta en la que viajaban con sus padres por una carretera de Tamaulipas.

El ombudsman nacional descartó que los infantes murieran por fuego cruzado.

Para las fuentes castrenses, dichas conclusiones no tomaron en cuenta evidencias de otras camionetas existentes en la escena del crimen ni de dos cadáveres de sicarios con uniformes de camuflaje militar, lo que confirma que aquello fue un enfrentamiento entre delincuentes posteriormente repelido por el Ejército.

Tampoco considera la primera declaración ministerial de la madre de los infantes muertos, en la que afirma que soldados admitieron una confusión durante el enfrentamiento.

Asimismo, no se contempla el testimonio de un sujeto secuestrado que viajaba en uno de los autos de los sicarios, quien escapó aprovechando la refriega y dio testimonio del intercambio de fuego entre pistoleros y militares.

Las fuentes castrenses explicaron que la Sedena no entregó las indagatorias de la Procuraduría de Justicia Militar sobre este incidente debido a que estaba impedida legalmente para hacerlo.

Anoche, el Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, dijo que el informe de la CNDH sobre la muerte de los niños no es definitivo, pero servirá para llegar a conclusiones.

En entrevista, el funcionario adelantó que el Gobierno federal analizará a detalle el contenido de la recomendación del ombudsman y pondrá especial énfasis en determinar si la investigación del organismo autónomo fue exhaustiva o no.

«Será analizada en sus términos. Hay otras investigaciones que se tienen que ponderar. Hasta donde yo entiendo, la CNDH ha dicho que ha actuado bajo las versiones que tiene a su alcance, y con ello se debe estimar si ha sido exhaustiva su investigación o no», apuntó Gómez Mont.

«Éste es un asunto delicado, importante, por los bienes que hay en juego (...) y vamos a dar el beneficio de la duda de que es un procedimiento ordenado».