Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 22 de julio de 2019

Cargando...
Cargando...

Alcalde Javier Garfio, humilló en exceso a Eugenio Baeza

por Ambrosio 1041

Alcalde Javier Garfio, humilló en exceso a Eugenio Baeza

Eugenio entró a la sesión de Cabildo y se despidió, luego entró Garfio y tomó las riendas del Ayuntamiento, mostrando una gran sonrisa

La humillación que recibió el pujante empresario chihuahuense, Eugenio Baeza Fares, por parte del Alcalde de Chihuahua, Javier Garfio y, según dicen, del propio Gobernador del Estado Cesar Duarte, aún no ha visto su último capítulo.

Los demonios y las versiones se desataron después de que se informaron los cambios, o los regresos, sin embargo el hecho contundente fue el cese de Eugenio Baeza, quien representaba una gran alianza para el PRI; pero además había trabajado de la mano con el Gobernador en varios proyectos en conjunto.

El primer final de la historia fue cuando a temprana hora del miércoles, Eugenio entró a la sesión de Cabildo y se despidió, luego entró Garfio y tomo las riendas, mostrando una gran sonrisa y como si se hubiera ido ayer; justificando además su regreso en que los seres humanos cometemos errores y es válido dar marcha atrás, lo anterior aludiendo a su compromiso previo de no regresar a la alcaldía.

Ni la prensa oficial pudo detener las versiones respecto a lo sucedido, es más hasta especuló sobre los diversos escenarios, sin embargo les faltó uno muy claro que nadie quiso mencionar; Javier Garfio y probablemente el Gobernador Duarte, le pegaron una tremenda humillada a Eugenio Baeza Fares, de quien no se han visualizado las reacciones.

Las formas de lo ocurrido también hicieron creíble la teoría de que, efectivamente, Eugenio Baeza gobernó por Chihuahua, sin distingo de partido y nunca negó a su amigo Enrique Terrazas, hoy aspirante a al candidatura independiente para la Presidencia Municipal, quizá ahí este la versión más creíble de lo ocurrido.

En los hechos también esta la molestia del mismo PAN al ver de regreso a Javier Garfio, a quien antes de que pidiera su licencia, acusaron de estar construyendo una casa gris con valor superior a los ocho millones de pesos.

Extrañamente los panistas defendieron las acciones realizadas por Eugenio Baeza y le reconocieron aportaciones positivas, para luego exigir, en voz del líder de regidores Carlos Rivas, que si regresaba garfio, no fuera a convertirse en un coordinador de campaña desde la propia Presidencia Municipal.

A Eugenio Baeza no se le ha vuelto a ver, sin embargo eso no significa que no ande por ahí; seguramente pronto habrá noticias y también seguramente estas pudieran desatar mayores repercusiones que lo ocurrido con el regreso de Javier Garfio a la oficina de Victoria e Independencia, eso no lo dude ni tantito.