Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 23 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Alejandro Cano da tumbos

por Ambrosio 1510

Alejandro Cano da tumbos

Mucho se ha hablado de la carrera de Alejandro Cano dentro del PRI

Para algunos el vertiginoso despegue del hoy candidato tricolor a la diputación del 8vo. Distrito, solo se debe al desafortunado deceso de Jorge Barousse, el ex alcalde de Chihuahua, que falleció de un infarto para dar paso a Cano ya que era el suplente de la fórmula.

Para otros, Alejandro Cano ha representado aire fresco para el partido tricolor en los últimos años, representado a un grupo que tuvo un buen liderazgo y control mientras estuvo en el poder, el cuál es encabezado por el ex gobernador, Patricio Martínez.

Lo cierto es que tras la muerte de Barousse (qdep), Alejandro Cano comenzó a sonar un poco, aunque siempre al interior han girado notas discordantes en su entorno, sobre todo por su escaso priismo, de acuerdo a muchos actores internos de ese partido.

En lo electoral, Alejandro Cano cayó derrotado por primera ocasión por el actual alcalde de Chihuahua, Carlos Borruel, quien vino de muy atrás para vencerlo en la elección de 2007, a pesar de que incluso las encuestas de prestigiados medios de comunicación como El Heraldo de Chihuahua y el Diario de Chihuahua, decían que iba a suceder lo contrario.

Puntos más, puntos menos, las encuestas ponían a Cano con una ventaja de esas inalcanzables, hasta 25 puntos, sin embargo los hechos fueron diferentes, totalmente diferentes. Hoy pareciera que las barajas están haciendo un juego similar, o bien el destino le está jugando una mala pasada al candidato del PRI.

Alejandro Cano, como candidato del PRI ha diputado por el 8vo. Distrito, arrancó con una ventaja sólida, pero su rival principal, Manuel Narváez, empezó a repuntar.

Ocho puntos separaban a uno del otro al inicio de la contienda y el escenario se fue cerrando, poco a poco, hasta llegar a un rebase de dos puntos por parte de Narváez. Aunque el periódico El Heraldo aún le da ventaja a Cano por siete puntos.

No solo eso, el infortunio del candidato pareciera que no se detiene ahí ya que enfrenta en estos momentos tres demandas, una pública y presuntamente dos legales.

La primera es una denuncia que hoy publica El Heraldo de Chihuahua, a nombre de Ramón Salvatierra Jiménez, quien dice ser ex coordinador de campaña de Alejandro Cano.

Palabras más, palabras menos, Salvatierra dice claramente que Alejandro Cano le abrió los ojos cuando «me desconoció vilmente. Estaba yo sin empleo y fui a hablar directamente con él para pedirle trabajo y cuál fue mi decepción cuando su única respuesta fue ¿Y tu quién eres? Yo no te conozco» El denunciante, declarado priista, señala además que gracias a Alejandro Cano se decepciono completamente del PRI y califica al candidato como un «oportunista político y mercenario» en la carta publicada hoy en El Heraldo.

Una segunda denuncia, que se reseña en la columna política del portal de Internet La Opción de Chihuahua, reseña como Zulema Soto fue hostigada por el mismo candidato, lo que motivo a la afectada a presentar una demanda en su contra por amenazas.

Zulema Soto es la presidenta del Comité Pro Pavimentación de la Colonia Santa Cecilia y la molestia del candidato radicaba en que presuntamente la lideresa ofrecía descuentos en pavimentación a cambio de votos para su rival Manuel Narváez.

La última es el hecho del presunto divorcio de Alejandro Cano, proceso que aparentemente estaría librando en paralelo a su campaña política. Al igual que su rival, Narváez lo hiciera hace un par de años, hoy el candidato del PRI estaría librando esa lamentable y desgastante batalla en los tribunales de Chihuahua, Estado donde el divorcio va creciendo diariamente y se va convirtiendo casi en el paso a seguir después del feliz matrimonio.

En fin, a escasos siete días de la elección, definitivamente será fundamental para Manuel Narváez y para Alejandro Cano, la estrategia que van a desarrollar el día de las elecciones, ya el margen de ventaja para el candidato panista aún le pone vulnerable frente a la estructura del PRI.

Lo anterior tomando en cuenta que, por lo cerrado de esta contienda y debido a que en sexto todo el escenario es favorable para el candidato panista, Juan Blanco, la estrategia tricolor será abandonar la batalla en ese lugar y concentrarse en tratar de sacar adelante a Cano en esta elección.

Esto último con dos objetivos principales; el primero es que si gana Cano, sería el candidato oficial a la Gobernatura y el segundo que si gana Cano El PRI podría mantener la mayoría de los distritos federales a su favor como sucede actualmente.