Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 5 de julio de 2020

Cargando...
Cargando...

Alerta IMSS sobre males intestinales

231

Alerta IMSS sobre males intestinales

Alerta IMSS sobre males intestinales más severos en otoño

El hecho de que entremos al otoño, aumenta las posibilidades de padecer enfermedades gastroinstetinales y de que sean más severas, advierten especialistas en Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la delegación Chihuahua, ya que los riesgos aumentan con el clima húmedo, como el que atraviesa la región debido a las lluvias.

Explican los especialistas que la mayor incidencia de infecciones intestinales se registra durante los meses de más intenso calor, por el clima favorece la descomposición de alimentos y la contaminación de bebidas, además del fácil contagio por la falta de higiene elemental, como es el lavado de manos.

Sin embargo, en cambio de estación, principalmente del verano a otoño, suele registrarse un repunte en este tipo de enfermedades porque la gente “baja la guardia” y descuida las medidas preventivas, sobre todo en lo referente al manejo y conservación de alimentos, de tal forma que al enfermarse, presentan síntomas más severos al grado de que es en esta época cuando mas riesgo hay de deshidrataciones, sobre todo en niños más pequeños, como los menores de un año, y en adultos mayores de 65 años.

Recordaron que si el clima muy caluroso provoca que los alimentos que se quedan a la intemperie sufran una descomposición más rápida, en clima húmedo también sucede y con mas riesgo incluso de contaminarse con fauna nociva porque suele aumentar la proliferación de moscas.

La gente se confía y piensa que hay menos riesgo y precisamente por eso, cuando es víctima de una enfermedad intestinal, le da con mas severidad que se manifiesta con dolor intenso en el abdomen y constantes evacuaciones diarreicas, puntualizaron los especialistas en salud pública.

La insistencia de estos especialistas es que la gente debe mantener una higiene personal en forma constante. Incluso, el lavado de manos debe ser muy frecuente.

También, mantener en todo tiempo bien protegidos los alimentos que se van a preparar e incluso los ya preparados para evitar descomposición o contaminación.