Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 14 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Alguacil Texano pide armarse contra narco‎

62

Alguacil Texano pide armarse contra narco‎

Balas cruzan a EU durante enfrentamientos en el Valle

El Paso— El sheriff del Condado de Hudspeth –colindante con el poblado mexicano de El Porvenir, en el Valle de Juárez– advirtió ayer que si los mexicanos pudieran armarse “no estaría pasando lo que está pasando”, en referencia a la guerra contra las drogas que vive el vecino país.

Esta declaración de Arvin West refuerza su postura en el sentido de que los residentes norteamericanos bajo su jurisdicción deben portar pistolas para “poder defenderse de los narcos mexicanos”.

Conocido a nivel nacional como “el sheriff que arrestó a Willy Nelson” –por haber detenido al cantante country en posesión de mariguana en noviembre de 2010–, West ha denunciado la presencia de gente armada y con uniforme militar “todo negro” en Hudspeth.

Por tal razón, asegura, el temor de que las personas sean víctimas de algún atentado ha aumentado y con la medida de armarse se busca que “se puedan defender”.

“Si el narco mexicano quiere cruzar, ahorita no podemos defendernos, por eso la gente tiene que estar armada con pistolas de alto poder que son las únicas que darían lucha contra los malos”, advirtió.

West, quien en el 2006 videograbó un enfrentamiento entre presuntos narcotraficantes mexicanos y los agentes a su cargo en los límites del Río Bravo, consideró que si los residentes de México pudieran adquirir armas para defenderse de los narcotraficantes la situación de violencia en los poblados fronterizos y en el resto del país, no existiría.

El Condado de Hudspeth se ha visto envuelto en situaciones de secuestros, asesinatos y balas que cruzan la frontera durante enfrentamientos en el Valle de Juárez.

El puerto fronterizo de Fort Hancock, colindante con El Porvenir, del lado mexicano, ha experimentado un crecimiento inusual debido al flujo de personas que cruzan hacia Estados Unidos huyendo de la narcoviolencia.

West, quien es vicepresidente de la Coalición de Sheriffs de Texas, un organismo que busca reforzar la vigilancia en la frontera, informó recientemente sobre el secuestro de algunos pobladores en el lado mexicano de la frontera, primordialmente en Juárez.

Ha asegurado que las familias de los plagiados, en el lado estadounidense, han tenido que pagar para que sean liberados.

“Le pidieron a uno 50 mil dólares y las familias nos han venido a hacer el reporte a nosotros, ¿pero qué podemos hacer nosotros?, si todo está pasando allá”, dijo.

Apenas el pasado jueves 13 de enero, varios trabajadores del condado se vieron sorprendidos con al menos ocho balazos de arma larga que provinieron del lado mexicano.

“Tenemos cinco años con la posibilidad de que en un descuido algo va a pasar, que no pueden andar los oficiales como un día regular”, dijo.

El sheriff ha dicho que por las brechas del ese sector se trafica mariguana de un territorio a otro.

De acuerdo con datos hemerográficos y con un “reporte de inteligencia” del Grupo Savant, en lo que va de 2011 suman al menos 12 los casos binacionales en los límites entre Texas y México que involucran asesinatos e incidentes con balas o armas.

Lo anterior se da también al tiempo que se vota una polémica propuesta de ley que permitiría a los estudiantes en el estado de Texas portar armas en el campus universitario.

Hasta ahora la propuesta ha sido firmada por más de la mitad de los miembros de la Cámara de Representantes.