Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 4 de mayo de 2021

Cargando...
Cargando...

Alto riesgo en embarazos múltiples: IMSS

1961

Alto riesgo en embarazos múltiples: IMSS

De cien parejas asistidas, 60 logran que la mujer se embarace; de estas 60, el 15-20% son gemelares

El Instituto Mexicano del Seguro Social de la Delegación Chihuahua, a través de la Coordinación de Salud Reproductiva, informa que la reproducción asistida o fecundación artificial es la técnica de tratamiento de la esterilidad o infertilidad, la cual consiste en la manipulación de los gametos. De cien parejas asistidas, se obtiene un 60 por ciento de mujeres embarazadas, y de estas del 15 al 20 por ciento, son embarazos gemelares.

En ciclos donde se transfieren dos embriones, la probabilidad de tener un embarazo gemelar es del seis por ciento; en ciclos donde se transfieren tres embriones, la probabilidad de tener un embarazo gemelar es del 12 por ciento, y de tener un embarazo triple es del tres por ciento. Es importante llevar a cabo controles ecográficos y medir los niveles de estradiol para cancelar el ciclo de reproducción asistida, en el caso de que se detecten más de dos o tres folículos ovulatorios.

En embarazos múltiples un riesgo esperado es la atonía uterina (hemorragia obstétrica) la cual se incrementa debido a la sobredistención de la matriz; por lo tanto la paciente debe ser vigilada estrechamente, ya que generalmente se desencadena un trabajo de parto prematuro, y es conveniente ingresarla al hospital a las 30 semanas de gestación y programar un parto temprano.

La reproducción asistida se realiza, principalmente por dos medios:

• La introducción médica del semen o esperma en la vagina de la mujer con la finalidad de conseguir una gestación, recibe el nombre de inseminación artificial; esta puede ser homóloga (IAH), se da cuando el semen procede de la pareja, se lleva a cabo de manera artificial, si hay alguna dificultad para que se deposite el esperma en la vagina de la mujer de manera natural (el coito), ya sea por problemas de eyaculación precoz, vaginismo, impotencia o eyaculación retrógrada. También puede recurrirse a esta cuando la mujer presente malformaciones uterinas, un moco cervical demasiado espeso, disfunciones ovulatorias, o simplemente cuando la causa de esterilidad en la pareja sea desconocida (15% de los casos).

• El segundo medio de inseminación artificial es con donante (IAD), esta es cuando el semen proviene de un donante anónimo, se recurre a un banco de semen, y puede ser la opción si el integrante masculino de la pareja presenta azoospermia -una enfermedad genética hereditaria- o una enfermedad de transmisión sexual o cuando la paciente es una mujer sin pareja.

Los especialistas se refieren a un tercer método más para lograr un embarazo: consiste en la extracción del ovocito femenino para fecundarlo fuera del organismo de la mujer con espermatozoides obtenidos previamente del hombre, tras la fecundación, el embrión es implantado en el cuerpo de la mujer, esta vía recibe el nombre de fecundación in vitro.

En la actualidad, la reproducción asistida (in útero o in vitro) es una práctica muy común, aunque dependiendo de los centros, los resultados pueden cambiar. Los principales problemas asociados a la fecundación in vitro son los derivados de la estimulación ovárica -puede dar lugar a partos múltiples- o ser de alto riesgo el proceso de embarazo.

Salud Reproductiva finaliza diciendo que en un embarazo múltiple corren riesgos de salud tanto la madre como los fetos; normalmente desemboca en un parto prematuro, por lo que se debe de tener una vigilancia especial durante la gestación y puerperio, con las madres que logran embarazarse con cualquiera de los métodos descritos con anterioridad.