19.27°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Jueves 17 de febrero de 2011

Ampara tribunal federal a Sergio Barraza

Esta decisión conlleva a que se detengan la búsqueda incluso internacional del presunto asesino


Esta decisión conlleva a que se detengan la búsqueda incluso internacional del presunto asesino

El Tribunal Colegiado del Decimo Séptimo Distrito acordó suspender en forma provisional la sentencia emitida de condena de 50 años en contra de Sergio Rafael Barraza Bocanegra, a quien se le imputa de la muerte de la joven Rubí Frayre.

Esta decisión conlleva a que se detengan la búsqueda incluso internacional del presunto asesino, a menos que se le señale como responsable del de Marisela Escobedo, madre de Rubí.

El miembro de la Defensoría Pública del Estado de Chihuahua, Joel Meneses Hernández argumentó ante la autoridad federal que el tribunal de casación incurrió en una serie de agravios constitucionales que son materia para resolver el juicio de garantías a favor de su defendido por parte del Tribunal Colegiado, por lo que además se solicitará a los jueces del Tribunal de Casación, José Vázquez Quintero, Flor Aguilar Casas y Roberto Siqueiros Granadosa rendir un informe relacionado a todos los elementos que analizaron para revertir la absolución previamente dictada a favor de Barraza.

De esta manera, la autoridad federal acepta por un lado la interpretación por parte de los jueces Catalina Ochoa, Netzahualcóyotl Zúñiga y Rafael Boudib en exonerar al presunto victimario, así como cuestionar al tribunal de casación que impusieron cincuenta años de prisión al ahora prófugo Sergio Barraza.

Yo anterior es que a pesar de que en ambos juicios se mostraran por parte del Ministerio Público las mismas pruebas, se utilizaron diferentes criterios de interpretación. Por ejemplo, los primeros jueces aceptaron los elementos que probaron que había una relación sentimental entre ambos jóvenes, pero discrepó sobre que no existían pruebas contundentes en relación a que el varón privó de la vida a la mujer.

En tanto que los jueces suspendidos dijeron que nadie había presenciado el asesinato, los jueces de casación afirmaron que los testimonios ofrecidos durante la audiencia probaron la culpabilidad de Barraza.

Ante los recursos mostrados por el defensor del imputado y las discrepancias en los juicios, se dio pie al amparo a favor de Sergio Rafael Barraza en el cumplimiento de la sentencia emitida para sancionarlo por cincuenta años de prisión.