11.46°C

Muy Nuboso

Chihuahua, Chihuahua



Viernes 26 de diciembre de 2008

Amplían cobertura de atención a desempleados

El Instituto Mexicano del Seguro Social amplió para todas aquellas personas que se quedaron sin empleo


El Instituto Mexicano del Seguro Social amplió para todas aquellas personas que se quedaron sin empleo

Juárez.-El Instituto Mexicano del Seguro Social amplió para todas aquellas personas que se quedaron sin empleo, la vigencia de la derechohabiencia hasta por un año, con lo cual en caso de llegar a necesitar el servicio médico, puedan acudir al nosocomio sin problema.

La titular del Departamento de Afiliación Cobranza en la Subdelegación Juárez 1, Guadalupe Hernández Gómez, informó que ahora las personas que quedan sin empleo tienen hasta un año después de su baja, para contratar el Seguro de Salud para la Familia sin restricciones. Anteriormente ese plazo era de solo 45 días.

Asimismo, la exigencia para poder contratar esta modalidad de aseguramiento sin restricciones de haber cotizado un mínimo de 52 semanas continuas antes de la baja, ahora cambiaron por sólo 52 semanas cotizadas, pero en el transcurso de los últimos cinco años, aun cuando sea en forma interrumpida.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hizo más flexibles las condiciones para contratar por primera vez el Seguro de Salud para la Familia, beneficiando a los trabajadores que se quedan sin empleo, ya que amplía el plazo y reduce el número de semanas cotizadas para que puedan obtenerlo con mayor facilidad.

Lo anterior representa un gran apoyo para los trabajadores que quedan sin empleo y que en forma inmediata carecen de recursos para contratar el Seguro de Salud para la Familia, aún cuando requieran del servicio para ellos o sus familiares, indicó la responsable del área de afiliación vigencia.

Explicó que el Seguro de Salud para la Familia (SSF) es una opción que contempla la Ley del Seguro Social para incorporar al régimen de la Seguridad Social a aquellas personas que no tienen una relación laboral, para que puedan acceder como un seguro de previsión, porque al contratarlo de primera vez, señala algunas restricciones como el no realizar intervenciones quirúrgicas programadas, no contratarlo con personas que tengan padecimientos crónicos con complicación o alguna enfermedad grave, entre otras.