Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 24 de febrero de 2017

Cargando...
Cargando...

Andropausia de difícil diagnostico

486

Andropausia de difícil diagnostico

Especialistas lo consideran tema controversial; se puede prevenir fomentando buenos hábitos

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) consideran que el tema de la andropausia es controversial debido a que no se observa en forma regular en todos los hombres y a que no todos tienen las mismas manifestaciones ni en la misma intensidad.

Establecen que a diferencia de la menopausia femenina que se pone de manifiesto con el descenso brusco y hasta la supresión total de los estrógenos (la hormona sexual femenina), con síntomas que le son característicos y el cese de la función reproductiva, en la andropausia la testosterona disminuye gradualmente, se conserva la fertilidad, las manifestaciones clínicas son vagas y puede variar de un individuo a otro.

Se dice que aun cuando la mayoría de las personas ha escuchado hablar de la menopausia en la mujer, son pocas las que saben algo de la andropausia, a la que definen como el periodo en la vida del hombre durante el cual se observa una disminución lenta y gradual en la concentración de una serie de hormonas, entre las cuales la protagonista estelar es la testosterona (hormona sexual masculina).

El fenómeno del descenso en la producción de los andrógenos (testosterona) comienza a partir de los 40 años y se vuelve más frecuente entre los 50 y los 60. Se trata de un proceso paulatino que puede durar varios años durante los cuales la persona experimenta cambios tanto físicos como emocionales. Sin embargo, se insiste en que en el varón la transición suele ser muy gradual e incluso durar décadas.

Pero también, los especialistas del IMSS advierten sobre factores que pueden contribuir al inicio de la andropausia como la actitud, el estrés, el alcoholismo, el tabaquismo, las cirugías, los medicamentos, las infecciones y la obesidad, de ahí en que hagan énfasis en mantener buenos hábitos, sobre todo en la alimentación y en la práctica del ejercicio.

Entre las manifestaciones relacionadas con la andropausia, se enumeran la disminución de la función sexual, comúnmente en cuanto al apetito sexual con la resultante baja de frecuencia de la actividad y la satisfacción sexual, así como con datos de disfunción eréctil. Se manifiesta también la disminución de la masa muscular, disminución de la fuerza muscular y disminución de la capacidad cognoscitiva que se manifiesta con pérdida de la memoria, así como la disminución de la actividad intelectual y de la capacidad de concentración.

Por lo tanto, para pensar que un varón puede estar cursando con andropausia, se toman en cuenta los siguientes factores para que acuda con el médico: Tener más de 50 años y presente síntomas relacionados con un bajo nivel de testosterona como son la reducción de masa muscular y la elevación de la grasa visceral, disminución del apetito y de la actividad sexual, debilidad, fatiga, trastornos como insomnio, depresión, ansiedad, irritabilidad, menor capacidad de concentración, pérdida de la memoria y de osteoporosis., aunque no necesariamente pueden presentarse todos los factores al mismo tiempo.

Como parte de la atención para el diagnóstico es medir los niveles de testosterona y descartar otros padecimientos antes de iniciar un tratamiento sustitutivo, que no siempre se hace hasta que el a largo plazo con suplementos de testosterona aún se desconocen, de tal forma que existen dudas de que pueda relacionarse con otras enfermedades de próstata y el riesgo cardiovascular.