Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 25 de julio de 2021

Cargando...
Cargando...

Apoyos a huérfanos de sicarios y víctimas

241

Apoyos a huérfanos de sicarios y víctimas

Becan a alrededor de 500 niños cuyos padres eran parte de la delincuencia organizada o asesinadas

Un centenar de niños y niñas huérfanos de sicarios que han caído muertos en la guerra de mafias en Chihuahua, recibirán a partir del mes de febrero apoyos públicos, al constituirse el fideicomiso de 100 millones de pesos que instituyó el Gobernador César Duarte Jáquez.

Este sería el primer proyecto de este tipo que se instituye en el país, para apoyar a los niños y niñas víctimas de este tipo de delitos, principalmente ejecuciones y homicidios múltiples.

Los apoyos no tendrán distinción ni se discriminará a ningún niño de 0 a 17 años de edad, cuyos padres, sicarios o no, hayan muerto en la guerra que enfrentan los cárteles de la droga en Chihuahua, principalmente en Ciudad Juárez, explicó el Secretario de Fomento Social del Estado, Fernando Uriarte Zazueta.

Desde su toma de posesión como gobernador de Chihuahua, el pasado 4 de octubre, Duarte Jáquez anunció un fondo especial para los niños que han quedado huérfanos en esta guerra de criminales por apoderarse de la franja fronteriza del estado para sus fines aviesos.

Este jueves, finalmente se eligió a una institución bancaria que manejará los fondos, luego de una licitación pública que se lanzó desde el 2010, para encontrar un banco que ofreciera mayores intereses y cobrara menos impuestos y comisiones. El nombre de la institución no fue dado a conocer.

El Secretario de Fomento Social de Chihuahua dijo que el monto de esta ayuda especial sin duda crecerá, ya que hay un ofrecimiento del gobierno federal que prometió aportar otra cantidad cuando se abriera el fideicomiso, además de que hay instituciones filantrópicas del extranjero que pudieron donar recursos con este fin.

Estimaron que este mismo año la cifra bien podría superar los 200 millones de pesos.

La guerra entre los cárteles de la droga de Sinaloa y de Juárez para apoderarse principalmente de Ciudad Juárez para la venta de droga y trasiego a los Estados Unidos, dejó el año pasado más de 3000 personas muertas a tiros, por ajustes de cuentas.

Estimaciones aún no reveladas por la Fiscalía Estatal cifrarían en 500 niños y niñas que quedaron huérfanos, al morir sus padres, algunos de ellos hombres y mujeres inocentes que han caído abatidos por las balas, pero también de hijos de sicarios.

Será el DIF Estatal quien opere estos fondos, pero son al menos otras cuatro secretarías que participarán en un Comité Técnico, para elegir a los niños y niñas susceptibles de ser apoyados, así como determinar el tipo y el tiempo de la ayuda.

Uriarte dijo que en principio muchos de estos infantes que recibirán ayuda, principalmente los hijos o hijas de sicarios, serán protegidos en su identidad, para evitar cualquier incidente relacionado con la actividad de sus padres.

Sobre la inclusión de hijos de sicarios, el funcionario estatal explicó: “está el proyecto de reglas de operación y sí formó parte esto de la plática, y sin que estén terminada las reglas, sí se está viendo la posibilidad que se incluya a los hijos de estas personas (sicarios), en el entendido de que si no lo hacemos así, van a crecer con un resentimiento social, desamparados, y los estaríamos prácticamente condenando a seguir el mismo camino. Yo creo que tienen que ser atendidos de igual manera, porque son víctimas inocentes de estos eventos”.