Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 19 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Arremete Corral contra Calderón

251

Arremete Corral contra Calderón

«prefirió negociar con televisoras» acusa

El ex senador panista, Javier Correl Jurado, quien hace pocos días renunció a su cargo en el Comité Ejecutivo Nacional de su partido, reaparece este domingo en una entrevista publicada en el periódico Reforma, en el cual acusa que el presidente Felipe Calderón dejó pasar la oportunidad para hacer una reforma de medios a fondo y optó por pactar con las dos principales televisoras del País.

La entrevista la realizó la periodista Karla Garduño Morán y se titula en la edición dominical de Reforma como «Calderón renovó el pacto con las televisoras».

A continuación extractos de la entrevista de Javier Corral con Reforma.

A un año de la publicación de la resolución de la Corte -el 20 de agosto del 2007-, aún no se ha presentado una iniciativa alterna a la Ley de Radio y Televisión, cuyos artículos 16; 17-E, fracción V; 17-G; 20, fracciones I, II y III, y 28 y 28-A en su totalidad, la mayoría referentes a las concesiones, fueron invalidados. Posterior a la sentencia, se formó un grupo plural de trabajo, con legisladores de todos los partidos, que prometió tener una iniciativa en seis meses, pero que hasta la fecha no ha presentado nada luego de 21 sesiones.

Corral, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), y uno de los ex legisladores que promovió el amparo contra la Ley Televisa, afirma que no existen las condiciones para que en este próximo periodo legislativo, o incluso en todo el sexenio, se dé una reforma a fondo de la Ley de Radio y Televisión.

«De aquí a las elecciones la ley va a ser muy difícil, porque se ha renovado el pacto entre el gobierno y las televisoras; se ha vuelto a suscribir un acuerpamiento entre el gobierno y el duopolio televisivo.»La rectificación que Calderón alguna vez ofreció en este tema no se va a dar; decidieron renovar el pacto de mutua conveniencia y van a posponer la reforma. No hay voluntad real para sacar una reforma", dice Corral, cuyas diferencias con el dirigente de su partido, Germán Martínez, precisamente en este tema, lo llevaron a renunciar al Comité Ejecutivo Nacional del PAN la semana pasada.

¿Es posible deshacer ese pacto?

Ese cambio no provendrá de la clase política, no provendrá de la clase dirigente del país; serán un logro y una batalla de la sociedad civil organizada que decida cobrarle a la política su omisión y su inmovilidad en este tema.

Siempre hemos pensado que las grandes reformas, que el cambio para la transición democrática, provendrá de un acuerdo y de un consenso entre los principales actores de la clase política que, conscientes del momento, estarán a la altura de las circunstancias. Eso no es cierto, eso no se ve en ningún tema hoy en el país. Va a ser el impulso de la sociedad, organizado, articulado, estructurado en una acción que le cobre a la política su omisión. Para llegar a esa acción ciudadana hay que concientizar a la gente de que el tema del derecho a la comunicación es tan importante como el derecho a la salud, el derecho a la vivienda, a la educación, a la seguridad, al trabajo, que la información es un bien que le pertenece, que la información es un asunto por el que pasa todo lo demás.

¿Y que pasará con las reformas que se tienen que dar a las leyes secundarias en materia electoral a partir de los recientes cambios constitucionales?

Lo que va a salir es el derecho de réplica, siempre y cuando lo autorice Televisa. Calderón no va a aprobar ninguna reforma en materia de medios que no autorice Televisa.

La reforma constitucional en materia electoral necesita pocos complementos reglamentarios directos; se requieren mayores sanciones al incumplimiento, no más. Lo que la reforma electoral necesitaba era una reforma de medios completa, porque la reforma electoral lo que atacó fue un abuso en términos de la preponderancia del dinero como un elemento determinante en las elecciones a partir de la contratación de propaganda electoral. La prohibición de que los partidos entren en esa dinámica, los terceros, los particulares, es un avance, pero eso no libera a la política del duopolio de la televisión, eso no libera a las elecciones del criterio discrecional de dos familias que manejan la televisión en México.

Lo que lo liberaba era una reforma de medios que agrandara la cancha para que hubiera más jugadores. Se dejó en manos de dos familias decir quién existe y quién no, quién aparece y quién no, a quién se le promueve y a quién no.

¿Esto no es contravenir la sentencia de la Corte que, sin mandarlo expresamente, obliga a hacer una nueva ley?

En el ámbito del Poder Ejecutivo nada ha sucedido tras esa sentencia. ¿Por qué el presidente Calderón decide, como Fox, volver a posponer este tipo de reformas tan importantes para el país, qué pasa por los presidentes? En el caso de Fox es inexplicable, sólo entendible por su desconocimiento del Estado, de la historia, por su desprecio por la política. En el caso de Calderón se entiende por su debilidad, por lo competido de su elección, lo cuestionado de su triunfo, los compromisos con que llega amarrado y porque decidió enfrentar el crimen organizado y hacer ésa su prioridad; concluyó que ésa es su misión en este sexenio y que para cumplirla necesita de todos los demás actores: de las televisores, del SNTE, de Romero Deschamps, y se vuelven a posponer reformas fundamentales.

¿Y el Congreso tampoco puede avanzar en ese sentido?

El Congreso está tan dividido que cualquier chantaje de cualquier grupo opera con una eficacia brutal en términos de la agenda. Son Manlio (Beltrones) y (Emilio) Gamboa los que chantajean a Calderón con estas cosas.

El gobierno decidió otorgarle al PRI la última palabra en estas decisiones y el PRI claro que no va a ir a una reforma en esta naturaleza; son los representantes de los intereses de la televisión, ni modo que con ellos fuera a haber una reforma estructural en esta materia. No va el PRI, no va el Presidente, pudiendo ir él por otra vía con otros actores, pero como la alianza es con el PRI, estos temas de reforma político-electoral no avanzan. Se apostó por la reforma energética y por esa reforma se negocian otras cosas.

Los trabajos del grupo plural, que hasta publicó un libro, ¿para qué sirvieron?

Eso da cuenta de cómo nos hemos acostumbrado todos los mexicanos a que nos vean la cara, a que nos den atole con el dedo. Un proceso que ofreció una iniciativa en seis meses, que se suscribió de cara a la nación, terminó en nada, porque se impusieron los intereses estrictamente económicos y los intereses político-partidarios de las cúpulas actuales. No hubo un mecanismo que les exigiera que cumplieran su palabra. El grupo plural no podía llegar a más porque tenía resistencias muy importantes en el fondo: Manlio, Calderón, parte del PAN.

¿Cómo va a salir una reforma a la ley de medios si el gobierno y el partido decidieron cambiar a su coordinador parlamentario en el Senado porque no aparece en la televisión? Decidieron coexistir con la censura, en lugar de combatirla. ¿De dónde va a salir la voluntad o el impulso para hacer eso.

¿Qué papel juega el PRD en este tema?

El PRD como partido de oposición completo pues obviamente quiere la reforma y busca impulsarla, pero está en el peor de los medios, no tiene ninguna fuerza para impulsar una reforma de esta naturaleza porque no tiene ni voluntad ni ganas de entrar a negociar otra más. Está solo en esta reforma.

¿Entonces considera que durante los próximos tres años las reglas seguirán igual?

Sí, pero no se han visto las consecuencias de esta omisión. Repetir el 2009 bajo las mismas condiciones y reglas del 2006 será uno de los mayores yerros del gobierno y del Congreso. No están viendo que el país no da para otra elección como la del 2006.

Nadie como Calderón ha tenido las condiciones y circunstancias para impulsar una reforma de medios, porque nadie ha tenido una sentencia de la Corte, como este gobierno. Esta sentencia lo obligaba a reconformar la Cofetel, el órgano regulador del Estado en materia de telecomunicaciones. Optaron por dejar que se autogobiernen, porque sabemos que esos nombramientos fueron decididos por Televisa, que se le impusieron a Fox, y no pasó nada. Se renovó el pacto con las televisoras y eso vuelve a marcar la distancia.

Dice que el cambio vendrá de la sociedad, ¿y cómo se llegará a producir el impulso?

El mayor problema es que la reforma de medios no tiene medios para ser difundida. Éste es un tema que está en la preocupación ya hoy de mucha gente, con diferentes motivaciones. La política tiene sus motivaciones muy estrictas en este asunto, pero en términos de la sociedad en general, el país está excluido del sistema de medios electrónicos. Esa exclusión está generando que la gente tome conciencia del asunto e incluso que busque crear medios alternativos.

Necesitamos ir a las universidades, a los sindicatos, a las organizaciones sociales, a decirles que si este tema no lo incluyen en su agenda de reformas, su agenda de reformas no va a ser visible. De qué les sirve a los campesinos estar pidiendo la revisión del TLC si la nación no conoce sus demandas. Este tema tiene que convertirse en un tema de cambio estructural en el país de las organizaciones sociales.

Por ejemplo, de qué sirvieron 132 horas de debate en el Congreso de la Unión sobre la reforma energética si en la televisión masiva sólo pasaron 31 minutos.
.