Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 24 de septiembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Así nos recibe el año

por Beatriz Flores 100

Así nos recibe el año

Después de tanto festejo y pasarla de lujo, la mayoría de las personas hoy se acuerdan de sus tarjetitas

Después de tanto festejo y de todo lo que se gastó para pasarla de lujo esperando el arranque de este 2008, encontramos que la mayoría de las personas, hoy se acuerdan de sus tarjetitas…

¿Cuáles?... ¿Las recibidas en Navidad y Año Nuevo?… ¡Por supuesto que no! –dice una amiga. ¡Las de Crédito! y también me estoy acordando de los pagos del predial y las revalidaciones vehiculares y los seguros, así como algunos impuestos que debo pagar... pero, mejor lo tomaré de muy buena manera y a trabajar mucho. Este año, me he propuesto mirar hacia delante, aceptarme como soy y tener el espíritu y la fortaleza para lograr que los días que están por venir, se conviertan en algo hermoso.

Así nos recibe el año, no sólo con retos y oportunidades, en enero, el correo ¡ya no nos entrega postales navideñas!.... ¡no!, ahora solo llegan estados de cuenta, recibos y recordatorios de deudas que debemos saldar. Y en muchos de estos documentos, nos topamos con la leyenda: “aproveche el descuento por pronto pago”…. ¡genial!... este mes esos descuentos son significativos, en febrero ya no tanto y en marzo, la oportunidad de ahorrar, definitivamente deja de ser motivadora.

¿Qué mas hay en enero?.... Cuando se dice que todo alcanza, ¡menos el dinero!

Están las rebajas para recibir el año, dos por uno, tres por dos, cincuenta y hasta setenta por ciento de descuento. Ofertas de los tacos de la esquina, la lavandería de la colonia y el supermercado más cercano... ¡es el momento de aprovechar! para los que se resistieron a gastar todo su aguinaldo en diciembre.

También tenemos los famosos tips para sobrellevar la cuesta de enero, donde se recomienda:

  • Liquidar deudas y evitar contraer otros compromisos hasta ser capaces de afrontar nuevamente las obligaciones financieras.
  • Ser prudentes en los gastos y no dejarnos llevar por las tentaciones de las fabulosas promociones de año nuevo.
  • Y si no queda mas remedio, recurrir a un préstamo… ¡es la solución!, para poder salir adelante estos días.

En contraste con el júbilo y el derroche característico de diciembre… enero, nos muestra otro panorama donde preocuparnos… ¡es costumbre! Y a ello, se suma una larga lista de compromisos que dejan vacío nuestro bolsillo, las limitaciones económicas se dejan sentir, siempre en este mes, desde los primeros días de cada año. Es evidente que para aquellos que la sufren en enero, no existió una buena distribución de sus ingresos apenas llegado el aguinaldo.

Siempre se ha recomendado, año tras año, planificar a conciencia las compras decembrinas para evitar sobreendeudamientos que nos puedan llevar a una cuesta no solo de enero, sino de todo el año. Pero… ¿quien se acuerda de todo esto, cuando se avecinan las posadas, la cena de navidad y el tradicional festejo de año nuevo?