Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 25 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

Atribuyen a “El Canas” más de 20 ejecuciones

254

Atribuyen a “El Canas” más de 20 ejecuciones

La fama le duró muy poco, en unas cuantas semanas se convirtió en el hombre más buscado por la Pgjem

La fama le duró muy poco. En unas cuantas semanas El Canas, un joven de 24 años, del que hasta ahora se conoce que se llama Juan Carlos Vasconcelos Montalvo, se convirtió en el hombre más buscado por la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

Dos multihomicidios registrados el 16 de enero y el 13 de febrero en el que murieron 16 personas —ocho en cada hecho— en Nezahualcóyotl lo pusieron en la mira de las autoridades.

Según su declaración ante el Ministerio Público, aceptó su responsabilidad en más de 20 crímenes.

El Canas, un residente de la colonia La Esperanza, ascendió rápido en su carrera delictiva. De carterista pasó a asaltante de autobuses, de transeúnte, de robo a vehículo, a narcomenudista y sicario. Esta última faceta le colocó la etiqueta de “el más buscado” por la Procuraduría mexiquense, aun cuando en su portal de internet de “Los más buscados” Juan Carlos Vasconcelos no aparece ni por nombre ni apodo.

El Canas no figura ni en la “prioridad” uno, dos ni tres de la Procuraduría como los más buscados. “Todo pasó tan rápido con este hombre que no hubo tiempo de incluirlo en la lista”, contó un funcionario de la PGJEM.

El Canas había salido del penal Neza-Bordo en 2010 luego de que fue detenido por posesión de droga y regresó a las calles con más ímpetu. La Procuraduría mexiquense le puso precio a su captura. Ofreció 100 mil pesos a quien ayudara a su detención.

“Era violento”

No se le distinguía por vivir en la opulencia, ni por traer vehículos que llamaran la atención cuando se le veía por calles de la colonia Esperanza de Nezahualcóyotl, recordaron sus vecinos. El Canas, era un peón u obrero del narco, no era líder, sólo lo seguían algunos porque era violento; aseguraron residentes que le tenían temor por su fuerte temperamento. Ese carácter violento lo demostró en 35 días. Mató a 23 personas en Nezahualcóyotl y en la colonia Santa Martha Acatitla, en Iztapalapa.

Deudas por suministro de droga, venganza y miedo a ser delatado por sus mismos vendedores, fue lo que motivó a El Canas a ordenar y participar con sus cómplices en la ejecución de cinco personas el 8 de enero en el Distrito Federal, las cuales no le pagaron la venta de estupefacientes.

También participó en el asesinato de ocho sujetos el 16 de enero en las colonias La Esperanza y Benito Juárez de Neza y de otras ocho el 13 de febrero en la colonia San Agustín Atlapulco.

“Porque andaban de chismosos… y para calentarle el lugar. Cuando llegamos al lugar yo llegué a lo que tenía que hacer”, contó en sus primeras declaraciones luego de que fue aprehendido en la delegación Iztapalapa.

El procurador Alfredo Castillo Cervantes precisó en conferencia de prensa que junto con Juan Carlos Montalvo, detenido la noche del miércoles, también fueron asegurados dos hombres.

Afirmó que El Canas es el jefe de sicarios de La Familia en la plaza de la zona oriente del valle de México. En el aseguramiento participó la PGR.