Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 12 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

Auditoría Superior confirma endeudamiento de Chihuahua

por El Ágora 327

Auditoría Superior confirma endeudamiento de Chihuahua

El Estado de Chihuahua esta entre los que duplicaron deuda en los últimos años y tardará hasta tres administraciones en pagarla; cada habitante debe 11 mil 404 pesos

De acuerdo al Estudio Sostenivilidad de la Deuda Pública Subnacional, que la Auditoria Superior de la Federación incluye en su informe de la cuenta pública de 2014, se confirma que Chihuahua es la segunda entidad más endeudada del País, con más de 41 mil millones de pesos hasta ese año, más los casi 6 mil millones contratados el año pasado.

En las observaciones el documento de la Auditoria Superior refleja la gravedad de que los estados se están endeudando a futuro; comprometiendo los ingresos que aún no han recibido, como es el caso de Chihuahua donde el estado contrato deuda en base a bonos carreteros similares a hipotecar los ingresos para los próximos 30 años,

Incluso en el caso de Chihuahua se comprometieron ya los ingresos de los puentes internacionales, recientemente asignados al estado por parte de la Federación, los cuales sirven de garantía para supuestas obras públicas que se llevarán a cabo en la franja fronteriza.

El informe de la ASF precisa que en promedio, cada habitante está endeudado con 4,257 pesos, aunque hay estados como Quintana Roo donde la cifra asciende a 13, 840 pesos y en Nuevo León a 12,202 pesos por persona; En tanto en Chihuahua cada habitante debe 11 mil 404 pesos.

Entre las razones de dicho endeudamiento se encuentran el hecho de que los estados contrataron deuda porque sus finanzas fueron insuficientes para enfrentar todos sus gastos, como salarios de la burocracia, servicios y programas sociales; además, generan pocos ingresos propios (impuestos) y la Federación disminuyó la entrega de recursos a las entidades debido a la crisis de 2009.

“la deuda pública subnacional se duplicó nominalmente en el periodo 2008-2014”, al pasar de 230,000 millones de pesos a 509,000 millones de pesos; una variación real de 102% en dicho periodo, explica el informe.

Las nueve entidades que concentran 45% del monto total son Nuevo León, Chihuahua, Coahuila, Veracruz, Distrito Federal, Quintana Roo, Jalisco, Chiapas y Tamaulipas. Mientras que Tlaxcala es la única entidad que no ha contratado deuda.

Cabe mencionar que, en la actualidad, en estas entidades para que las instituciones bancarias le presten dinero a los estados, los gobiernos ponen como garantía los recursos (que aún no reciben), sobre todo, provenientes de la Federación. La Auditoría detectó que 85.3% de las transferencias federales fueron la principal garantía de pago de la deuda, mientras que los recursos propios representaron tan sólo el 14.7%.

“Al tratarse de recursos no condicionados, las entidades federativas podrían destinar la totalidad de las participaciones federales al pago de deuda, lo que es materialmente imposible. Por otro lado, se observa un crecimiento real del 322.5% de 2008 a 2014 de las aportaciones como garantía de pago, con una variación nominal de 7,320 millones de pesos en ese lapso”, advierte el informe.

Esto puede resultar un problema para las entidades, porque “la reducida flexibilidad del presupuesto también se manifiesta en su limitada capacidad para cubrir gastos contingentes, como los desastres naturales, y ampliar la cobertura y calidad de los servicios de salud, educación y seguridad pública”.

Las entidades dependen económicamente de la Federación. En 2014, a nivel nacional los ingresos por transferencias federales representaron 83.1% de los ingresos totales. Incluso, hay entidades donde la dependencia fiscal fue superior a 90%, como Guerrero, Hidalgo, Nayarit, Michoacán, Baja California Sur, Chiapas, Morelos, Tabasco, Zacatecas, Oaxaca, Sinaloa y Colima.

En contraste, el Distrito Federal, Chihuahua y Nuevo León fueron las entidades con mayor autonomía fiscal en 2014, debido a que sus ingresos propios como proporción de los ingresos totales representaron el 39.2%, 21.3% y 18.6%, respectivamente.