Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 22 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Aumentan accidentes por niños en casa

189

Aumentan accidentes por niños en casa

El IMSS alerta a los padres a mantener un constante cuidado a sus hijos en casa o cuando salgan de paseo

La Delegación Estatal Chihuahua del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alerta a los padres a mantener un constante cuidado a sus hijos en casa o cuando salgan de paseo, ya que en periodo de vacaciones suelen ocurrir accidentes a los niños, principalmente por el descuido en la vigilancia y control de los infantes.

Las consultas en el hospital suelen aumentar un 10 por ciento, y los niños en edad preescolar y escolar, es decir, de tres años hasta los doce años, son quienes más sufren accidentes, y los más comunes, dentro y fuera de casa son las intoxicaciones, envenenamientos y ahogamientos.

Los pequeños suelen sufrir quemaduras al prender fuego en la estufa, o por electricidad al querer conectar algún video juego, el radio, la televisión u otros aparatos eléctricos.

También son frecuentes las intoxicaciones por ingerir sustancias caústicas, como aguarrás, thinner u otros solventes que se utilizan para el aseo de la casa o de autos, ya que los padres guardan en botellas de refrescos los corrosivos, y estos quedan al alcance de los menores, sin embargo, la intoxicaciones alimenticias son más frecuentes cuando salen de casa, porque comen todo tipo de cosas en los diferentes establecimientos o puestos ambulantes; al igual el uso de medicamentos puede resultar en envenenamiento.

El Instituto agregó que las caídas pueden resultar muy peligrosas al provocar un accidente grave; es común que al ser empujados por otros menores con los que juegan caigan de su misma altura y esto puede llegar a causar un traumatismo craneoencefálico.

Por todo esto, el Seguro Social recomienda estar al cuidado constante de los pequeños y, en caso de dejarlos encargados con alguien más, se aconseja poner bajo llave cualquier tipo de medicamentos, cáusticos, detergentes y todos los productos corrosivos que se tengan en el hogar.

También es recomendable poner alguna protección en los contactos de luz para que no introduzcan algún juguete y recoger los cordones de las cortinas; evitar que los niños tengan cerca sillas u objetos que les permita alcanzar alturas mayores y puedan caerse, y en caso de que algo llegara a suceder, no automedicarlos y acudir inmediatamente a su Unidad de Medicina Familiar para obtener atención para el pequeño.