Noticias de Chihuahua, Chih., a Martes 20 de agosto de 2019

Cargando...
Cargando...

Austero presupuesto a partidos: JRB

57

Austero presupuesto a partidos: JRB

José Reyes Baeza indicó que estos recursos son austeros para todas las actividades que deben efectuarse

Tras la aprobación de más de 155 millones de pesos para el presupuesto que podrán ejercer los partidos políticos en la contienda electoral del 2010, el gobernador José Reyes Baeza indicó que estos recursos son austeros para todas las actividades que deben efectuarse.

Admitió que desde una perspectiva social, el recurso destinado para nada es austero por la difícil situación financiera por la que se pasa actualmente, sin embargo desde un punto de vista político, si es muy austero para poder realizar las actividades necesarias para la próxima contienda en la que se elegirá al próximo mandatario estatal.

Reyes señaló que el ahorro no implica una inmovilidad de las instituciones en su administración ni de las instancias políticas del Estado, pues todos ya sean partidos, órganos electorales e instituciones de la sociedad civil, deben hacer un esfuerzo en el ahorro de su presupuesto.

“Debemos esforzar a la comunidad en general y en particular a las instituciones políticas administrativas, de hacer un esfuerzo más para hacer una política verdaderamente de ajuste y de apretón de cinturón”, dijo.

Para que el próximo año pueda disponerse de más recursos enfocados al ámbito social, señaló que todas las instancias deberán ejercer una reducción a su gasto corriente como viajes y celulares, y los partidos políticos no serán la excepción de esta recomendación.

El IEE en general solicitó un total de 226 millones de pesos para la realización de la elección a gobernador para el 2010, de los cuales 155 serán destinados a los partidos políticos, sin embargo antes de ejercer el recurso deberá ser aprobado por el Congreso del Estado próximamente.

En este sentido, la Fracción Parlamentaria del PAN se vio inconforme con dicho presupuesto señalando que se solicitará la reducción a la mitad de los recursos, pues la cantidad no corresponde con las necesidades prioritarias que debe cubrir el Estado por la crisis económica.