Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 17 de julio de 2019

Cargando...
Cargando...

Avisó a su mamá que se suicidaría

1228

Avisó a su mamá que se suicidaría

Después de asesinar a su novia, Ángel Ordóñez habló con su madre para contarle lo que acababa de hacer

Minutos después de asesinar a su novia, Ángel Ordóñez habló a ciudad Cuauhtémoc, con su madre, para contarle lo que acababa de hacer y anunciarle que se suicidaría.

Acto seguido la señora Angélica Rodríguez (la mamá) habló con una prima del locutor que radica en esta capital para que se dirigiera al lugar de los hechos; fue ésta quien los encontró tirados sobre la cama y finalmente dio aviso a las autoridades.

De acuerdo con el reporte al número de emergencia 066, éste se registró el 30 agosto a las 20:04 horas, en el que se expresaba: «Son dos adolecentes que se intentaron suicidar», donde el interlocutor manifiesta que son su primo y la novia de éste los adolecentes en cuestión, a los que había encontrado hinchados, inconscientes y desnudos dentro del departamento.

Vicente Arturo González Porras, primer paramédico en entrar al lugar de los hechos, manifestó que una mujer en el lugar que se identificó como prima de Ángel Ordoñez dijo que a ella le había avisado la madre del locutor sobre el incidente, quien había hablado con Ángel Ordóñez, que a su vez le dijo a su madre que pretendía suicidarse.

Es por ello que la familiar de Ordóñez se trasladó a la casa del conductor, ubicada en el número 307 de la calle Manuel Aguilar de la colonia Barrio del Norte, y al entrar al departamento los encontró desmayados, uno encima de otro, por lo que llamó a la ambulancia.

Las conjeturas que hizo el Ministerio Público fueron que Ángel Ordóñez había asesinado a su novia para luego comunicarse con su madre, Angélica Rodríguez, a ciudad Cuauhtémoc, desde donde ésta, a su vez, habló con la persona que finalmente llegó al lugar de los hechos.

Cabe mencionar que la madre de Isabel, Ana Vázquez, se comunicó con la madre de Ángel Ordóñez desde temprana hora para pedirle la dirección del locutor, pero ésta no le proporcionó los datos, aunque aún se tiene la sospecha si para entonces la señora Rodríguez ya sabía de los hechos violentos y le ocultó esta información a la señora Vázquez.