Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 16 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Bájale a las Grasas Y Actívate: IMSS

por El Ágora 239

Bájale a las Grasas Y Actívate: IMSS

Enfermedades del corazón aquejan con más frecuencia a personas mayores de 65 años.

A consecuencia del estilo de vida poco saludable que lleva la población, la salud de los mismos se ha visto mermada, y ha dado lugar a enfermedades y complicaciones en el corazón, de manera que deteriora su calidad de vida.

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explican que las enfermedades isquémicas del corazón se han presentado más frecuentemente en los adultos mayores de 65 años de edad, sin hacer distinción de sexo.

La enfermedad cardiaca coronaria, también conocida como infarto, se manifiesta cuando el vaso sanguíneo que transporta la sangre al músculo del corazón se bloquea, haciendo que retarde el flujo de la sangre y del oxígeno que corre por su interior.

La sustancia grasosa que bloquea la arteria coronaria, se le llama placa y resulta de gran peligro y alerta para la persona si se presenta dolor o presión en el pecho, indicándole que algo anda mal, ya que depende de ésta arteria proporcionar oxígeno y nutrientes al músculo del corazón para que realice su función correctamente.

Especialistas del Seguro Social explican que la arteria coronaria, además, es la encargada de bombear la sangre que mantiene los niveles adecuados de oxígeno y de otras sustancias necesarias en todo el organismo, por ello es indispensable consumir una dieta balanceada y cuidar más al corazón.

Según estadísticas del IMSS, se han registrado en lo que va del año 943 casos de enfermedades isquémicas del corazón, con más incidencia en adultos mayores de 65 años los cuáles registraron 383 casos.

Los factores de riesgo dependen mucho de los antecedentes familiares, ya que aumenta la posibilidad de padecer la enfermedad en los hijos o descendientes; por otro lado existen factores tales como la edad avanzada, malos hábitos alimenticios, el sedentarismo, el colesterol elevado y fumar.

Sin embargo, las personas que padecen de diabetes mellitus, sobrepeso u obesidad, o sufren de la presión arterial alta y síndrome metabólico; son las más propensas a desembocar una enfermedad cardiaca coronaria.

Las recomendaciones que hace el Seguro Social a las personas que sufren de la enfermedad de la arteria coronaria se basan en no fumar principalmente, ya que la nicotina (ingrediente del cigarro) eleva la presión arterial, produciendo más adrenalina y haciendo que el corazón trabaje más rápido innecesariamente; controlar la presión arterial, realizar actividad física, combatiendo el sobrepeso y obesidad, además de que ayuda a fortalecer el corazón.

Manejar el estrés, alimentarse sanamente, incorporando en la dieta diaria alimentos bajos en colesterol y grasas saturadas, así como incrementar el consumo de fibras, frutas y verduras; son otros de los consejos que dan los especialistas del IMSS.

Cabe mencionar que si no es detectada a tiempo esta enfermedad, puede desencadenar problemas serios de salud, como la angina de pecho que se manifiesta con dolor o presión en el pecho.

Es importante recalcar que el programa PREVENIMSS, está a la disposición de los derechohabientes para mantenerlos informados de las medidas de prevención de enfermedades como la de la arteria coronaria.