15.22°C

Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Jueves 23 de abril de 2009

Botín de 2 millones en asalto a joyería

Más de 2 millones, entre joyas y efectivo, se llevaron asaltantes de Joyerías Torres


Más de 2 millones, entre joyas y efectivo, se llevaron asaltantes de Joyerías Torres

Denuncian directivos de la empresa la inacción de las autoridades municipales, cuyos elementos casualmente estaban cerca en el momento del robo, pero al indicarles el auto en el que huían los asaltantes, un Dodge Intrepid gris y sin placas, los agentes se limitaron a argumentar que tenían que levantar el acta del robo.

Un correo hecho llegar a esta redacción por parte de los dueños de Joyería Torres, una de cuyas sucursales fue asaltada la mañana de hoy en Av. Juárez y calle 21a, aclara las condiciones en que sucedió el asalto y la inutilidad del sistema «Código Azul», al cual hacen caso omiso las autoridades cuando es activado como un llamado de auxilio.

Aproximadamente 15 antes de las 11:00 del día de hoy, dice el comunicado, en la sucursal de Joyerías Torres de Av. Juárez y calle 21a, ingresó un joven de aproximadamente 25 años como cliente de la tienda.

Al abrir la reja metálica eléctrica, el sujeto la dejó abierta para que sus complices ingresaran segundos después. Una vez adentro, amagaron al personal de la tienda con armas de alto calibre exigiéndole que les entregaran la mercancía que se enconttaba en exhibición en las vitrinas y aparadores.

Al percatarse del asalto, personal del area administrativa (oficinas interiores) activó la alarma denominada «Código Azul» (botonera de pánico móvil que no tiene que ser verificada por parte de la empresa que presta el servicio de monitoreo y se mandan unidades de inmediato al lugar de activación -o por lo menos así debería ser).

Agrrega que los ladrones lograron huir del lugar con un botín mayor a los 2 millones de pesos, y al retirarse, personal de la empresa salió a solicitar auxilio a las autoridades.

Para buena o mala suerte, continúa, iban pasando dos agentes de Seguridad Pública Municipal, a los cuales se les advirtió de los hechos indicándoles que todavía iban huyendo a bordo de un vehículo Dodge Intrepid de color gris, sin matrícula, el cual todavía se veía a tres cuadras, pero los agentes se opusieron a seguirlo ya que argumentaron que tenían que levantar el acta de robo.

Esto dio tiempo a los ladrones para huir sin que nadie pudiera hacer nada al respecto.

Finaliza el escrito con la amarga queja de que esta empresa ha sido robada en dos ocaciones en diferentes sucursales en menos de 6 meses.

¿Resultado de las pesquisas? Nulo.

La impunidad rampante con que actúan los criminales, asaltantes, secuestradores y especímenes similares, es el principal factor que nos ha llevado a la situación actual.