Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 22 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Braceros de otros estados reciben su pago

247

Braceros de otros estados reciben su pago

Los ex braceros tienen la esperanza de poder ver con sus propios ojos la entrega del dinero que por ley les corresponde

Juárez.- Los ex braceros tienen la esperanza de poder ver con sus propios ojos la entrega del dinero que por ley les corresponde, tras haber trabajado por muchos años en la Unión Americana, del cual algunos sólo han visto 4 mil pesos, mientras están en espera de 34 mil restantes.

Aparte de tener que luchar en contra del tiempo, pues muchos de ellos son personas muy mayores, quienes son llevados por sus familiares, ante la imposibilidad de poder ir solos, o bien hay quienes son representados por sus hijos o nietos.

No comprenden por qué la situación diferente en otras partes de la República, por ejemplo Coahuila, donde los ex braceros que viven allá, ya les fue entregado todo el dinero y a ellos, será cada año la entrega de escasos 4 mil pesos, por lo que no saben qué va a pasar al momento en que ellos lleguen a morir, si el dinero les será entregado a sus familiares o se va a perder.

Desafortunadamente, también tienen que luchar en contra de líderes que se aprovechan de su ingenuidad y necesidad de ayuda para resolver su situación, tal es el caso del ex dirigente de ese movimiento Carlos Marentes, de quien se tienen muy malos recuerdos.

Y es que tienen conocimiento de que abusando de la confianza que le fue dada, los papeles con los cuales los ex braceros acreditaban el tiempo de trabajo en Estados Unidos, han sido utilizados de mala manera por Marentes, realizando micas, las cuales a la postre destruye para no dejar huella del ilícito en que incurrió.

Como resultado de ello, ha habido quienes lo han encarado, exigiéndole les devuelvan sus documentos para poder llevarlos a donde en realidad sí los van a ayudar, pero ante el conocimiento el ex dirigente de que no pueden internarse en territorio americano, se niega completamente e incuso reacciona de manera retadora, en perjuicio de los pobres ancianos.