Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 26 de mayo de 2019

Cargando...
Cargando...

Buscan aplicar un impuesto “Anti-pobreza”

133

Buscan aplicar un impuesto “Anti-pobreza”

Carstens propone IVA antipobreza de 2% y descongelar precio de gasolinas

Un nuevo IVA antipobreza será el arma que usará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para incrementar los ingresos tributarios y mejorar la situación económica del país. El impuesto aumentará 2 por ciento al precio de todos los productos de consumo, lo que incluye también a alimentos y medicinas.

El secretario de Hacienda, Agustín Carstens, recalcó que el nuevo impuesto denominado “Contribución para el combate a la pobreza” no será igual que el IVA, sin embargo, funcionará de la misma manera.

“Este impuesto es diferente, ya que tiene una base, una reglamentación y una tasa diferente a la del IVA. El gravamen propuesto incluye todas las transacciones de todo tipo de bienes y servicios, es un impuesto de aplicación general”, comentó.

El funcionario explicó que el nuevo impuesto gravará sobre una base de efectivo de 2 por ciento a los ingresos derivados de la realización de ventas, aplicándose en todas las etapas de la producción de manera no acumulativa, lo que permitirá su acreditación y evitará así la tributación múltiple o en cascada.

El cobro del Impuesto Sobre la Renta (ISR) también sufrirá modificaciones, ya que Hacienda propuso elevar de forma temporal la tasa marginal máxima de este gravamen para personas físicas y morales, de 28 a 30 por ciento, y no será sino hasta 2013 cuando comience su reducción gradual de un punto porcentual cada año.

Carstens aseguró que la propuesta mantendrá sin cambios la tarifa del ISR vigente para aquellas personas que obtengan ingresos equivalentes a cuatro salarios mínimos, con lo que se protegerá a 60 por ciento de los asalariados del país.

Para el caso del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), la SCHP decidió eliminar la posibilidad de aplicar el crédito por exceso de deducciones sobre ingresos contra el ISR; es decir, no será posible hacer deducciones sobre ese gravamen debido a que en el último ejercicio fiscal se observaron prácticas abusivas por parte de algunas empresas.

Asimismo, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) también aumentará para el próximo año y afectará a productos como celulares, internet, cigarros, licores, juegos y sorteos.

Para el caso de los cigarros, Hacienda planteó incorporar una cuota específica de aumento de 80 centavos por cajetilla e incrementarla en un transcurso de cuatro años, para llegar a un incremento total de hasta dos pesos.

En cerveza, el planteamiento consiste en incrementar la tasa del IEPS de 25 a 28 por ciento para 2010, 2011 y 2012, para reducirla posteriormente a 27 por ciento en 2013 y regresar a 25 por ciento en 2014. La dependencia planea que con este aumento el gobierno obtendrá recursos adicionales por casi 2 mil millones de pesos.

Para los productos de telecomunicaciones, se aplicaría por primera vez un impuesto de 4 por ciento a aquellos que presten servicios a través de una red pública de interconexión, como es el caso de internet, o telefonía pública y rural.

En este sentido, el funcionario explicó que este impuesto es una práctica común en diversos países de todo el mundo, como Estados Unidos y Turquía, que incluso imponen tasas más altas a la que se estipuló en el presupuesto económico para 2010.

En el caso de las bebidas alcohólicas, la SHCP establecería una cuota de tres pesos por litro a aquellas que tengan más de 20 grados de alcohol. Para juegos y sorteos, la tasa de impuesto será de 20 por ciento, misma que podrá subir hasta 30 por ciento de ser autorizado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La Secretaría de Hacienda sugirió además un déficit temporal, sin considerar el gasto de inversión de Pemex, de 60 mil millones de pesos durante 2010, que se reducirá a un déficit de 40 mil millones de pesos en 2011, y finalmente el equilibrio presupuestario en 2012.

Por otro lado, Carstens afirmó que la situación económica actual obliga al gobierno federal a eliminar el congelamiento a las gasolinas, por lo que Hacienda planteó regresar al aumento progresivo de energéticos. “Este congelamiento que propuso el presidente Felipe Calderón se removerá”.