Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 15 de enero de 2017

Cargando...
Cargando...

Buscan los cobardes el repliegue del Ejército

131

Buscan los cobardes el repliegue del Ejército

Calderón llamó traidores y cobardes a quienes usan a mujeres y niños para obligar al repliegue de las Fuerzas Armadas

General Escobedo, NL— En la conmemoración del Día del Ejército, el presidente Felipe Calderón llamó traidores y cobardes a quienes usan a mujeres y niños para obligar al repliegue de las Fuerzas Armadas en su lucha contra la delincuencia organizada.

Por el contrario, el mandatario, en su calidad de comandante supremo de las Fuerzas Armadas, anunció que el Ejército seguirá en las calles, en apoyo de la sociedad civil, hasta que las instituciones y las autoridades policiacas puedan garantizar el Estado de Derecho.

Que nadie se equivoque ni confunda los bandos, exigió, pues los enemigos del país no son los soldados, sino quienes atentan contra las instituciones, quienes asedian a la sociedad, la amenazan y extorsionan, los que envenenan a los hijos y traicionan al país.

La acusación fue hecha después de que grupos de civiles, en los que había mujeres y menores de edad, se han manifestado en varias ocasiones en esta entidad –y en otras ciudades del país, entre ellas Juárez– en contra de la presencia del Ejército.

Este jueves les respondió Calderón a nombre del Gobierno Federal:

“Las pretensiones de quienes amenazan a México han encontrado un valladar insuperable porque México cuenta con ustedes, soldados de la patria, Ejército de valientes; sostenidos por su amor a México y por el reconocimiento de toda una sociedad que, de manera abrumadora, repudia la acción de los criminales y aplaude al Ejército Mexicano”.

Después del saludo a la bandera, de haber sido recibido con 21 salvas de honor y de compartir un desayuno de machaca y tamales con los miembros del Ejército, el titular del Poder Ejecutivo dijo:

“Quienes han visto así afectados sus intereses, quienes se percatan de que su actuar impune se ha topado con la acción decidida del gobierno federal y de las Fuerzas Armadas, quienes ven con preocupación en esa acción la merma operacional, logística y financiera de su estructura criminal, han pretendido provocar el retiro del Ejército Mexicano y del gobierno.

“Fieles a su condición de cobardes han utilizado, incluso, mujeres y niños para sus mezquinos propósitos, actúan a traición”.

Ante esas circunstancias, Calderón, acompañado por su gabinete de seguridad y por el gobernador de Nuevo León, Natividad González, refrendó el compromiso del Estado mexicano para continuar con el combate “sin tregua ni cuartel a la criminalidad y a la delincuencia, para seguir utilizando toda la fuerza de la ley y las instituciones en contra de los enemigos de México”.

La delincuencia, aseguró, está condenada a la derrota, y a quienes quieren pasar por encima de la ley les dijo que las Fuerzas Armadas “ni se arredran ni desistirán jamás, porque están integradas por mexicanos a carta cabal”.

Poco después de pedir un minuto de silencio para los 78 elementos del Ejército caídos en esta lucha contra el crimen en dos años de administración, lanzó una advertencia:

“Que quede claro, ahí donde prevalezca la extorsión generalizada y la intimidación del crimen organizado sobre una sociedad indefensa, ahí estará el Ejército Mexicano. Ahí donde operen grupos delictivos violentos que intenten apoderarse de comunidades enteras, merced a la inacción, al temor y en ocasiones a la franca cooptación de las autoridades encargadas de defenderlas, ahí estará el Ejército Mexicano”.

El apoyo subsidiario del Ejército, añadió, continuará en donde se requiera y hasta que los gobernantes garanticen la seguridad, pero hasta que llegue ese momento, “todos los mexicanos debemos cerrar filas en la lucha de nuestro Ejército contra el enemigo común”.

Calderón dijo que una vez recuperado el estado de derecho y haya policías profesionales y confiables, el Ejército habrá cumplido con su misión de proteger a los mexicanos y podrá abocarse a otras misiones.

“Que nadie se equivoque, que nadie confunda los bandos; los enemigos del país, de todos los mexicanos, de quienes aspiramos a seguir viviendo de manera honrada y en un clima de clima de certidumbre y seguridad, esos enemigos son aquellos que atentan contra las instituciones, que asedian a la sociedad, amenazándola y extorsionándola, los que envenenan a los hijos, los que traicionan al país”, señaló.