Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 22 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Buscan productores chihuahuenses exportar vinos de calidad

149

Buscan productores chihuahuenses exportar vinos de calidad

El estado de Chihuahua se ha caracterizado por ser una región próspera en el ámbito agrícola

Productores de vino de Bachíniva, Namiquipa, Chihuahua (Encinillas y Sacramento) y Delicias buscan exportar vinos de calidad, como los que se producían hace más de ocho décadas en nuestra entidad, informó Jorge Cordero Luruena, facilitador estatal de los Sistemas Producto de Chihuahua de la Sagarpa.

El estado de Chihuahua se ha caracterizado por ser una región próspera en el ámbito agrícola, donde el cultivo de la vid data del año de 1928, cuando el historiador chihuahuense Francisco R. Almada menciona datos relevantes sobre este producto, como que “la agricultura ha recibido fuerte impulso en los últimos años con la apertura de los Sistemas Nacionales de Riego de ciudad Delicias, el Valle de Juárez y El Tintero, donde se cultiva maíz, frijol, algodón, papa, haba, lenteja, legumbres y gran cantidad de frutas, entre las cuales sobresalen la manzana, uva, durazno y perón”.

Algunos de estos cultivos prevalecieron en determinadas regiones por largos años, sin embargo en otras no, en las que la escasez de lluvias y la falta de recursos económicos impidió un desarrollo óptimo, por lo que algunos cultivos como el de la uva se retomaron años más tarde (como fue el caso de la región de Delicias, donde la producción de vino aumentó considerablemente a partir de la década de los cincuentas, sin embargo ésta decayó años más tarde).

Hoy en día existen algunos proyectos experimentales en algunas regiones del estado de Chihuahua, como Bachíniva, Namiquipa, en las zonas de Encinillas y Sacramento del municipio de Chihuahua, y Delicias, donde se utilizan diversas especies de vid para producir vinos de calidad en algunas zonas de la entidad. “Estas investigaciones se encuentran en la etapa empresarial, donde los productores están conscientes de que deben formar parte de un mercado global con algunos competidores extranjeros, por lo que se busca incorporar a los vinos a la cadena productiva mundial, en la que están adscritos algunos productores vinícolas como Chile, Perú y Estados Unidos”.

Lo que se busca es que el sistema producto vid tome una característica más empresarial, es decir, que se pueda generar un valor agregado a la exportación de estos productos, sobre todo si consideramos que en la región de Delicias se interrumpió la producción de vinos de gran calidad, como el brandy Madero y San Felipe, agregó Cordero Luruena.

Ante esto los productores no olvidan que la producción vitivinícola solamente se da en ciertas latitudes geográficas, es decir, en zonas con registros de una temperatura media entre los 10 y 20 grados centígrados, similar a la del Mediterráneo, además de la existencia de linajes antiguos de vinos, como los que existen en Francia, parte de Alemania, Hungría, Chipre, España y desde luego México, en zonas como Ensenada, Baja California, Valle de Parras, Coahuila, San Juan del Río, Querétaro, y Fresnillo, Zacatecas.

En estas regiones con gran tradición vitivinícola se guían por los criterios fundamentales de clasificación de los vinos, como el geográfico, predominante en países europeos, como Francia, y viduño o viduños en países que han accedido a la comercialización del vino recientemente, como California, Sudáfrica o Nueva Zelanda.

HISTORIA DEL VINO El vino es una bebida obtenida de la uva (especie Vitis vinífera) mediante la fermentación alcohólica de su mosto o zumo, donde es necesario conjuntar algunos factores, como el clima, latitud, altitud, horas de luz, etc., por lo que se da el nombre de «vino» únicamente al líquido resultante de la fermentación alcohólica, total o parcial del zumo de uvas, sin adición de ninguna sustancia.

Actualmente el 66% de la recolección mundial de la uva se dedica a la producción vinícola y el porcentaje restante es para el consumo de su fruta; el cultivo de la vid cubre tan sólo un 0,5% del suelo cultivable en el mundo. En épocas antiguas la vid se cultivaba tan sólo en regiones de Europa, pero poco a poco se trasplantó a otros continentes con la finalidad de producir vino y uva de mesa, por lo que existen unas cinco mil variedades de vid en el mundo, como Riesling alemana e la italiana, Moscatel, Cariñena, Malvasía, Cabernet, Gironda, Cabernet Sauvignon y Cabernet.

La historia refiere que el vino se produjo por primera vez durante el neolítico, de acuerdo a testimonios arqueológicos hallados en los Montes Zagros, en la región que hoy ocupan Georgia, Armenia e Irán, gracias a la presencia de Vitis vinífera Sylvestris y la aparición de la cerámica durante este periodo.

La evidencia más antigua de la producción y consumo de vino es una vasija del año 5400 A.C., hallada en el poblado neolítico de Haiji Firuz, en los Montes Zagros, la cual contenía un residuo rojizo, presumiblemente vino; posteriormente se encontró la bodega más antigua conocida, datada en el año 6000 A.C., que se sitúa en Armenia, con la producción más antigua de vino.

Posteriormente el consumo de vino se extendió hacia el occidente, llegando a Grecia, Egipto, Roma y China, teniendo su mayor auge con el cristianismo por ser éste indispensable para la celebración de la misa.