Noticias de Chihuahua, Chih., a Sábado 21 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Cae operador de ‘El Chapo’

221

Cae operador de ‘El Chapo’

Era el encargado del traslado de cocaína desde Centro y Sudamérica

Distrito Federal— Elementos de la Marina detuvieron a Romeo Ramsés Cota López, traficante de droga vinculado a la organización de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, quien operaba principalmente el traslado de cocaína desde Centro y Sudamérica.

La Secretaría de Marina Armada de México (Semar) informó que el presunto delincuente fue detenido en Mazatlán, Sinaloa, en cumplimiento de una orden de aprehensión dictada por un juez federal, a solicitud de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

De acuerdo con las investigaciones, Cota López es responsable de los cargos de delincuencia organizada y delitos contra la salud, pues se encuentra directamente relacionado con al aseguramiento de más de 3.5 toneladas de cocaína en el buque ‘Caracol III’.

Además, está vinculado con las empresas fachada ‘Hondumex’ y de ‘Hondutransportes’ en Honduras, ambas fundadas por Antonio Valenzuela Aguilar, quien también fue detenido el pasado mes de abril.

La Marina señaló que Cota obtuvo también el control pleno de la denominada “Compañía Navigator International Cargo LTD. Corp”, fundada en Panamá, después de que finiquitó el viaje del buque “Hugito” con droga proveniente de América del Sur.

Los efectivos de la Semar trasladaron al detenido a la Ciudad de México, donde quedó a disposición del Ministerio Público de la SIEDO.

Vivió Joaquín Guzmán en Argentina

Joaquín “El Chapo” Guzmán vivió en Argentina hasta marzo de este año, según revela la prensa de ese país.

La agencia Noticias Argentinas difunde que el narcotraficante mexicano residió en el país sudamericano desde 2010 y el motivo de su huida fue una petición de captura ordenada por la DEA.

Aunque no precisa ciudad, la información marca que el líder del cartel de Sinaloa vivía con su esposa y una hijastra. Al huir, viajó a Paraguay, luego a Colombia y finalmente a Europa.

“Se estima que usó una nueva identidad falsa, porque de todas las que hay en el mundo ninguna coincidía con la de las personas que se embarcaron en los distintos aeropuertos del país. Eso sí, hay registros de su esposa e hijastra saliendo de Argentina en marzo de este año”, precisó la fuente consultada.

El peligroso narco es el hombre más buscado por el FBI, la DEA e Interpol desde septiembre de 2001 por ser uno de los principales narcotraficantes del mundo y está acusado de varios homicidios.

La DEA tomó conocimiento de que el jefe narco residía de manera ilegal en el país y libró un comunicado con pedido de arresto a las fuerzas de seguridad nacional, pero dos días antes Guzmán había recibido la comunicación de que lo iban a detener y escapó, aunque lo hizo como cualquier persona que sale del país desde el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Estiman los investigadores que lo hizo en el mismo vuelo que su pareja e hijastra, aunque también pudo haberlo hecho en distintos vuelos para no llamar la atención.

Durante su estadía en el país, el “Chapo” Guzmán tejió negocios con narcos locales y tendió una red para poder trasladar droga desde la Argentina, ya que Sudamérica es una importante vía para enviarla hacia Europa y los Estados Unidos.

De hecho, fuentes policiales revelaron a NA que Guzmán armó sus principales negocios narcos en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

En ese sentido, la elaboración de drogas sintéticas y la efedrina son un “bien de mucho valor” para los grupos narcos en México y de hecho ya hace varios años que se exportaba hacia ese país.

Asimismo, siempre según las fuentes, Guzmán aprovechó para reforzar sus contactos con aquellos que manejan los “laboratorios de droga” y asegurarse el traslado de estas sustancias, pero al mismo tiempo evitar que el envío de droga y la presencia del cartel de Sinaloa en Argentina corriera peligro ante alguna amenaza de intromisión de narcos colombianos.

Durante su estadía en el país, el “Chapo” utilizó barriadas pobres para “lavar” dinero de la droga, sobre todo en el interior del país.

“Ese es un comportamiento típico de los narcos: ayudan con plata de la droga a gente de muy bajos recursos y se ganan el cariño de esos necesitados para crear una imagen de héroe popular. Igualmente,para entrar en esos círculos sociales busca la ayuda de algún puntero o un personaje con fuerte arraigo o arrastre de la población”, precisaron los investigadores.

Emporio transnacional de las drogas

Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, quien salió de la miseria para convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo, es el primer mexicano que creó un emporio transnacional de las drogas, afirmó el escritor británico Malcolm Beith.

“El cartel de Sinaloa, según las agencias de inteligencia, es una empresa transnacional, con vínculos en todo el mundo, y sus principales mercados son Estados Unidos y ahora Europa del Este”, dijo Beith, autor del libro “El último narco” (Ediciones B, 2011).

Esa organización del Pacífico mexicano comenzó a establecer nexos con narcotraficantes colombianos, pero pronto empezó a extenderse a la mayoría de países latinoamericanos y saltó de ahí a África, Europa y Asia.

De acuerdo con organismos de inteligencia, dicha agrupación hace presencia en varios países del este de Europa y en África. “Tiene vínculos con la mafia italiana, aunque no se ha comprobado que los tenga con la Yakuza japonesa”, indicó el periodista.

“El cartel estaba usando sus centros de operación claves -Portugal, España, Alemania, Italia, Polonia, Eslovaquia y la República Checa- para establecer una base patrimonial para sus activos”, señaló Beith.

Además, dijo, tiene grandes nexos con naciones asiáticas como China, Tailandia y Vietnam, donde obtiene, por medio de grandes empresas, los químicos necesarios para producir anfetaminas.

Beith cuenta en “El último narco” cómo “El Chapo” fue capturado en 1993 en Guatemala y en 2001 se fugó del penal de alta seguridad de Puente Grande, en el estado de Jalisco, para volver a tomar las riendas de su organización, a la que convirtió en la más poderosa de México y logró su expansión internacional.

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera es uno de los delincuentes más buscados de México y Estados Unidos, y figura en la lista de los más ricos del mundo elaborada por la revista Forbes, que calcula su fortuna en unos mil millones de dólares.

“El Chapo” nació en 1957 en La Tuna, un poblado de 200 habitantes ubicado en el municipio de Bardiraguato, en el norteño estado mexicano de Sinaloa.

“El joven Chapo quería salir de ahí, su padre lo golpeaba con frecuencia y cuando era adolescente lo corrió de la casa y se fue a vivir con su abuelo”, señala Beith en el libro, tras destacar que trabajó día y noche en el campo y “no tuvo infancia de ningún tipo”.

El ex editor de Newsweek, quien visitó en tres ocasiones Badiraguato -considerado la cuna del narcotráfico- en busca de las huellas de “El Chapo”, aborda en su obra el origen, crecimiento y la casi extinción de los principales grupos de narcotraficantes.

Narra cómo Miguel Ángel Félix Gallardo, fundador del tráfico de drogas en México, repartió los territorios entre varios grupos: Tijuana para los hermanos Arellano Félix, Ciudad Juárez para los Carrillo Fuentes y Sinaloa para “El Chapo”.

Beith relata el ascenso de “El Chapo” y cómo se convirtió en uno de los mayores introductores de drogas a Estados Unidos por diversos medios, incluidos numerosos túneles.

Aunque “El Chapo” sea el más buscado en México, el escritor descartó que Estados Unidos concentre sus esfuerzos para localizarlo debido a que para ellos no representa un grave riesgo y no es un terrorista como lo fue Osama bin Laden.

Además, su captura no significa el fin del narcotraficante, pues las redes de las drogas permanecen debido a la existencia de un gran mercado en EU, donde más del 12 por ciento de la población son consumidores que gastan anualmente unos 65 mil millones de dólares en drogas, afirmó.

En Estados Unidos hay un millón de pandilleros que se dedican a la distribución de las drogas, por lo que para ese país es impensable una “guerra” directa, como la lanzada en México por el presidente Felipe Calderón en diciembre de 2006, añadió Beith.

Según los cálculos del Departamento de Justicia estadounidense, el narcotráfico genera a los carteles ganancias que se ubican entre los 19 mil y 40 mil millones de dólares.