Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 20 de agosto de 2017

Cargando...
Cargando...

Calderón desoye clamor por la paz: Rojas

40

Calderón desoye clamor por la paz: Rojas

Francisco Rojas aseguró que la sociedad en nuestro país se encuentra «indignada y atemorizada»

México.- El coordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas aseguró que la sociedad en nuestro país se encuentra «indignada y atemorizada» por el riesgo constante que viven todos debido a la magnitud de la violencia que no tiene precedentes en tiempos de paz.

El priísta dijo que existe una «emergencia social» debido a que la violencia no sólo ha desencadenado «costos económicos desmesurados»; sino que ha cerrado las opciones de educación y empleo para los jóvenes.

Ante esta situación, Rojas Gutiérrez aseguró que existe un clamor generalizado en la ciudadanía para que se acaben «las matanzas y recobremos la paz y la tranquilidad» y mencionó que hoy la población exige «con razón» que las instituciones del Estado asuman realmente su responsabilidad en el ámbito de sus competencias, sin embrago, el presidente Felipe Calderón ha «desoído» el clamor nacional.

En un comunicado, el priísta recordó que recientemente Calderón Hinojosa sentenció que «los que asesinan son ellos, los criminales», y que «el ‘ya basta’ debe dirigirse a los que matan jóvenes inocentes, a los que secuestran y asesinan migrantes, a los que tienen asoladas grandes partes de nuestra sociedad o de nuestro territorio».

El «ya basta», sostuvo, que se ha regado como pólvora por todo el país, está dirigido preponderantemente a la delincuencia, pero también hay un «ya basta» destinado a las instituciones del Estado, en especial al gobierno Federal; esa es «la protesta de la sociedad contra una estrategia que ha exacerbado el problema, enlutado a decenas de miles de hogares y que ha tenido costos desmesurados para el erario».

Pero además, señaló el coordinador parlamentario, nos anuncia la autoridad que tendrán que pasar otros siete años antes de que la violencia empiece a disminuir.

Francisco Rojas recordó que aprovechando la pobreza, en Colombia se usaron como sicarios para «sembrar» el terror a adolescentes de 14 a 16 años que no tenían cabida en la educación ni en el empleo, por ello, el narcotraficante, Pablo Escobar se ganó el apoyo de algunas poblaciones gracias a que mandó construir e hizo funcionar clínicas, viviendas y otras obras de servicio social en áreas deprimidas.

«Tenemos que aprender de la historia, los jóvenes mexicanos que se alistan con el narco, lo hacen porque no tienen opción; crecieron en la calle, en medio del abuso, el alcoholismo, la drogadicción, la violencia intrafamiliar, síntomas todos ellos de descomposición social».

Por lo anterior, el tricolor mencionó que, sin duda, el origen del problema es económico y social y la solución requiere, entre otras medidas, una política de crecimiento que impulse la inversión en pequeñas y medianas industrias dedicadas a abastecer de insumos a las empresas exportadoras, y una política social que erradique la pobreza y detenga la disolución de las clases medias, con los dos ingredientes que lo lograron en el siglo XX: la educación pública y el empleo.

La persecución de los criminales es sólo una de las tareas que debe realizar el gobierno. La otra, es la desactivación de los factores económicos, sociales y culturales que empujan a los jóvenes excluidos a refugiarse en el crimen organizado, y eso exige que el Estado reasuma su deber de rector de la economía y garante de la paz interior.

Los priistas, dijo, han colaborado para triplicar los presupuestos para la seguridad, aprobado leyes y están impulsando otras medidas para dotar al Ejecutivo de facultades para combatir el secuestro, proteger testigos, reforzar la coordinación policiaca, castigar a los desertores militares que se incorporen al crimen organizado, combatir el robo de hidrocarburos, reformar la Ley de Seguridad Nacional para dar certeza jurídica a la intervención de las fuerzas armadas, una nueva Ley Orgánica a la Procuraduría General, entre las más relevantes.

Por eso, aseguró que el apoyo del tricolor a los otros poderes y a órdenes de gobierno «continuará», pero "esperamos la congruencia y efectiva aplicación de políticas públicas que logren la seguridad pública anhelada, por el bien y la tranquilidad de México.