Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 26 de junio de 2019

Cargando...
Cargando...

Cancelan megaproyecto de Fox

113

Cancelan megaproyecto de Fox

El megaproyecto hidroeléctrico más importante de la administración del ex presidente Vicente Fox se decidió cancelar

El megaproyecto hidroeléctrico más importante de la administración del ex presidente Vicente Fox, la hidroeléctrica La Parota, así como la central Tamazunchale II, figuran entre las 10 obras millonarias que el gobierno federal decidió cancelar en el sector eléctrico y que estarían en condiciones de crear casi 20 mil empleos, directos e indirectos.

De acuerdo con el Paquete Económico de 2010, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se desistió de construir los dos proyectos, que iban a estar a cargo de la iniciativa privada, bajo la figura de Productor Independiente, por razones financieras.

El sector eléctrico espera el próximo año una caída en el consumo de energía y, en el caso de La Parota, por la oposición de amplios sectores de la población del municipio de Acapulco y zonas aledañas.

Tan sólo el monto de financiación previsto en ambos trabajos se calcula en casi 2 mil millones de dólares, además de los recursos para las redes de transmisión por donde se llevaría el fluido eléctrico que generarían.

La paraestatal dio a conocer que además resolvió cancelar la repotenciación y modernización de la Central General Manuel Álvarez Moreno, la conversión de la central Presidente Juárez, la construcción de las subestaciones 804 Baja-Sonora, y 1113 de Laguna Verde; así como el levantamiento de las líneas de transmisión Baja California II. Todo esto en su conjunto representaba inversiones
por otros 337 millones de dólares.

En el caso de la presa La Parota, según el programa de la CFE, su construcción debía haber iniciado el 1 de abril de este año sobre el río Papagayo, en el estado de Guerrero, para concluir el 30 de agosto de 2015.

Involucraba inversiones por casi mil 100 millones de dólares (que se fueron posponiendo una y otra vez), y de haberse creado generaría al menos 900 megawatts —energía suficiente para alumbrar a Nayarit—.

En materia de empleo, se calcula que habría generado al menos 10 mil puestos de trabajo, que la situaban como el megaproyecto hidroeléctrico más grande de la administración pasada, por encima de El Cajón y la Yesca.

La hidroeléctrica fue incluida en el Presupuesto de Egresos de la Federación a partir de 2004, a pesar de que desde 1976 la CFE realizó los primeros estudios de factibilidad de la obra. Desde su anuncio enfrentó serios diferendos con ejidatarios que se opusieron a su construcción, pero después de un litigio, la Comisión Federal de Electricidad obtuvo un fallo favorable del Poder Judicial sobre el proyecto, según confirmó el director de la paraestatal, Alfredo Elías Ayub.

Respecto a la central Tamazunchale II, cuyo monto de inversión se calcula en 921 millones de dólares (a la paridad de 10.650 pesos que se fijó originalmente en el Presupuesto de 2009), fue un plan con una capacidad de 972 megawatts, y que tentativamente tendría que estar operando el 1 de abril de 2014.