Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 28 de octubre de 2020

Cargando...
Cargando...

Carrillo se encargaba del lavado de dinero

414

Carrillo se encargaba del lavado de dinero

Vicente Carrillo forma parte de la segunda generación de capos que han hecho del narco un estilo de vida

Distirto Fedearl— Vicente Carrillo Leyva, capturado por la Procuraduría General de la República y la Policía Federal, forma parte de la segunda generación de capos del narco que han hecho de su actividad delictiva un estilo de vida.

Atrás quedan las apariencias de los narcotraficantes sin clase, sin preparación y son sustituidos por jóvenes que estudian una carrera, visten y viven bien y asumen el control de las bandas criminales como si se tratara de una empresa bien estructurada.

El caso de Vicente Carrillo Leyva, quien estudió en escuelas privadas y en el extranjero, es similar al de Vicente Zambada Niebla, «El Vicentillo», hijo de Ismael «El Mayo» Zambada, a quien se le señala como responsable del control operativo y logístico del Cártel de Sinaloa, capturado el 19 de marzo.

Igual que como sucedió en Colombia, muchos de los herederos del negocio del tráfico de drogas en México tienen un perfil muy distinto al de sus padres. La mayoría de estos jóvenes desarrolla su vida en el medio urbano y algunos viajan por el mundo.

El director de la cátedra «Transformaciones económicas y sociales sobre el fenómeno internacional de las drogas» de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Luis Astorga, dijo que el cambio generacional en las familias del crimen organizado permite que se tenga mayor nivel educativo.

Además «más facilidad para acceder a los recursos educativos, al conocimiento de los movimientos financieros, apropiación del entorno tecnológico, comprensión del entorno político y del poder»,

Tiene 32 años pero por su cabeza ya se ofrecía una millonaria recompensa de 30 millones de pesos y su nombre es relevante ya que más allá de su mote de «El Ingeniero» Carrillo Leyva era un tipo respetado dentro del Cártel de Juárez, organización criminal que dirigió hasta 1997 su padre Amado Carrillo Fuentes.

Además de su parentesco con Vicente Carrillo Fuentes, alias «El Viceroy», jefe actual del mencionado cártel, a Vicente Carrillo Leyva se le atribuye ser el encargado del lavado de dinero de los ingresos del grupo, actividad que efectuaba bajo la pantalla de empresario y el nombre falso de Alejandro Peralta Alvarez.

Amado Carrillo Fuentes, llamado «El Señor de los cielos» por su gran éxito en enviar avionetas a planear sobre Estados Unidos, fue el creador de ese cártel y tras su muerte su hermano Vicente tomó el control, pero el hijo Carrillo Leyva quedó como el segundo al mando.

A Carrillo Leyva se le atribuye el control de numerosas rutas del narcotráfico a Estados Unidos por las que habría introducido toneladas de droga. Sin embargo, también la Interpol lo busca por acopio de armas de fuego y municiones, transporte de cocaína y blanqueo de dinero.

Hace apenas una semana el nombre de Carrillo Leyva había sido incluido en una lista de los narcotraficantes más buscados y por los que se ofrecen millonarias recompensas, pero destaca sin duda el estilo con que opera esta nueva camada de delincuentes.