Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 17 de enero de 2020

Cargando...
Cargando...

Cesar Wong presionado por el PRI; Seguridad de Duarte una utopía

por Ambrosio 670

Cesar Wong presionado por el PRI; Seguridad de Duarte una utopía

El PRI impugnó por decisión de Guillermo Dowell y del gobernador Cesar Duarte, para justificar la estrepitosa derrota que sufrío y desmarcarse de lo ocurrido en otros estados

No cabe duda que en la vida de una persona hay días pesados y superpesados.

Pues bien, el magistrado presidente del Supremo Tribunal Electoral en Chihuahua, Cesar Wong Meraz, sin duda vivirá los días más difíciles de su vida, en momentos trascendentales para la definición de la impugnación del PRI a la elección de Gobernador del Estado, en esta misma semana.

Los motivos son muy sencillos, la presión que prepara el PRI y su dirigente estatal Guillermo Dowell, para que Wong Meraz y sus magistrados les den un resultado a favor y que se anule la elección; todo con el fin de enturbiar el proceso ganado por el PAN y Javier Corral en las urnas el pasado 5 de junio.

El mensaje ha sido enviado por los medios afines y sin duda la presión será real, para cobrar la cuota de apoyo político que se dio en el pasado y revertir el resultado, con el único objetivo de sembrar la duda y muy a pesar de que la definición en Chihuahua no sería respaldada por el Tribunal Federal Electoral.

En el mismo tenor, hasta ahora mucha gente se pregunta porque el PRI impugnó?, cuando el día de la votación fue evidente el respaldo social que existió a Javier Corral, además de que el procedimiento ha sido rechazado públicamente por la gran mayoría de los chihuahuenses.

La respuesta el sencilla para los enterados, el PRI impugnó por la decisión de Guillermo Dowell y del gobernador Cesar Duarte de hacerlo, para justificar la estrepitosa derrota que sufrió y para desmarcarse de lo ocurrido en otros estados, como Veracruz y Quintana Roo, donde todos los males del PRI se atribuye a los Gobernadores, al igual que ocurre en Chihuahua.

Pues bien, si el PRI lograra su objetivo, el pésimo trabajo político realizado en la pasada elección, sería matizado un poco y daría oportunidad al gobernador actual de defenderse de los ataques que esta sufriendo por parte de amplios sectores políticos al interior y exterior de su partido; Amortiguaría el golpe con una duda sembrada, como dicen popularmente, aunque el resultado no cambiaría las cosas.

Cesar Wong Meraz y sus magistrados tienen pues la palabra en este caso, donde su determinación será clave para percibir el grado de compromiso que se tiene con el grupo político en el poder, en contraste con la sociedad chihuahuense y el sustento que puedan dar al mismo en argumentos legales.

En tanto esta semana Guillermo Dowell reforzará su campaña de presión vía los medios de comunicación, la pagina que el PRI diseño exprofeso para este objetivo, el Museo del Fraude y por supuesto, por medio de las columnas y medios afines de comunicación.

Por otra parte, quien dejó en claro que la supuesta seguridad que se presume en Chihuahua es una verdadera utopía, es el gobernador electo Javier Corral.

Al ser cuestionado respecto a la postura del actual gobernador, Cesar Duarte, en el sentido de que esta orgulloso del Chihuahua tranquilo en que vivimos actualmente, Corral estableció que dicha seguridad esta prendida de alfileres.

La reacción fue inmediata y más que de alfileres, los analistas consideran que la supuesta seguridad no existe, por una razón muy sencilla, los muertos ahí están, los asaltos ahí están, los robos ahí están y todos aquellos síntomas de la inseguridad ahí están, aun y que la autoridad no alcance a ver.

Otro factor evidente es que la Sierra Tarahumara sigue sufriendo los embates de grupos delictivos, en una gran parte de las comunidades y eso difícilmente será algo que se pueda superar en el corto plazo.

La inseguridad pues cabalga en Chihuahua, en medio de mensaje de mensajes políticos donde se le desconoce o se niega su existencia, pero siendo sufrida en forma directa por los habitantes del estado.