Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 23 de noviembre de 2020

Cargando...
Cargando...

Chihuahua 2010

por Aurícula 2188

Al PAN le interesa ganar y que Gustavo Madero y Juan Blanco se decidan entre uno de los dos

En las pasadas elecciones intermedias en Chihuahua el PRI obtuvo mayor número de municipios y el PAN creció en población gobernada. El PAN ante la elección de su dirigencia nacional y sobre todo estatal debe reflexionar en los puntos que exponemos a continuación.

Las pasadas elecciones locales a excepción de Baja California han sido de derrota para Acción Nacional. Yucatán, Chihuahua y Aguascalientes fueron baldazos de agua fría a causa de sus divisiones internas. En Sinaloa ganó el PRI arrolladoramente, obteniendo 18 de los 24 municipios y el PAN solo obtiene 6.

Esta por dirimirse las elecciones en Tamaulipas, Michoacán, Tlaxcala y Puebla. El PRD gano por primera vez la gubernatura de Michoacán en 2001 y se repitió su triunfo en el 2006, hoy está en relativo empate técnico con el PAN, Leonel Godoy y Salvador Orduña están a unos cuantos votos de convertirse en el siguiente gobernador que durara solo 4 años gracias a una reforma constitucional en Michoacán y se empata con las elecciones federales. Michoacán es el estado del Presidente Calderón y Salvador es su gran amigo y compañero de batallas.

Tamaulipas es un estado de gobernadores priistas, pero tanto 2000 como 2006 el PAN gano las presidenciales. El PAN ha denunciado como las autoridades estatales están coludidas con narcotraficantes. Este año puede ser provechoso para Acción Nacional. Hoy el PRI tiene una intención de voto del 45 frente a un 21 del PAN, seis puntos menos que en marzo.

En Tlaxcala se gano la gubernatura por parte del PAN con un candidato extraído del PRI. En 2006 la elección presidencial la gano el PRD pero ganaron los diputados federales del PAN.

En Puebla el PRI gana hace tres años la gubernatura y las alcaldías, en 2006 sucede lo mismo que en Tamaulipas, gana el PAN la presidencial.
La conducción del Comité Ejecutivo de Acción Nacional en materia electoral ha sido más que deficiente. De seguir así, no solo perderán 2009 y no alcanzarán la mayoría legislativa que se requiere para que Calderón promulgue las reformas que el país necesita.

La tendencia es hacia la recuperación del PRI del mando de Beatriz Paredes que está impulsando a una nueva generación de políticos que encabeza Enrique Peña Nieto y el liderazgo fuerte de Manlio Fabio convirtiendo al PRI en un partido de resultados El PAN tiene que salir del impase político que lo tiene maniatado por construir una relación sana entre el Jefe del Ejecutivo y el Partido. Están perdiendo terreno en el camino. Mientras en el PRD se debaten la legitimidad del Calderón, Andrés Manuel sigue construyendo redes ciudadanas que en el 2006 no se movilizaron y que ahora apuesta a un profundo trabajo de cercanía y encuentro social.

La reforma electoral tiene ventajas para el PRI que poco se han analizado. Al eliminar las campañas mediáticas el PAN pierde eficacia debido que las campañas serán ganadas en campo y por las estructuras locales de las cuales carece el PAN y que el PRI ha revitalizado con éxito luego de la derrota de Madrazo.

Que nos espera en Chihuahua, historias para recordar
La pasada elección en Chihuahua, donde el PRI crece en número de municipios ganadores y la victoria estrecha de Carlos Borruel pone de manifiesto la terrible necesidad de encontrar un candidato de unidad para que Acción Nacional gane el 2010 la gubernatura y le platico porque.

1992. Francisco Barrio gano la gubernatura en 1992, siendo candidato único. En 1998 con un gabinete reconocido por su alta eficacia, contamos con 3 aspirantes, Eduardo Romero de la Secretaria General, traido del PRI y afiliado al PAN, era el candidato consentido de Francisco Barrio; Enrique Terrazas que trajo la mayor inversión extranjera a Chihuahua en su historia y dando los logros económicos reconocidos a nivel nacional, se lanza solo con el cobijo de su grupo y Ramón Galindo alcalde de Ciudad Juárez es quien obtiene la ventaja y el triunfo sobre sus contrincantes, deje le recuerdo el cómo.

Lalo Romero es político experimentado que nunca perdió su talante priista. Con un amplio grupo de apoyo administrativo más que político concentrado en el gobierno del estado se lanza en aras de la candidatura. Don Enrique representaba el 30% de la votación a nivel estatal. Una noche antes de la asamblea estatal mando un representante a pactar con Lalo Romero sus votos en la segunda ronda. Su emisario recibió una negativa de parte Raymundo Gómez que con sus números en manos dijo que no necesitaban de sus votos que ellos tenían la mayoría y suficiencia para ganar, así que don Enrique pacto con Ramón Galindo.

¿De la Asamblea Estatal se acuerda usted? Aquella donde Clara Torres dijo en tribuna presentando a Ramón Galindo que el gobierno de Pancho Barrio había sido malo, que habría que sacarlos del Palacio. Ramón Galindo no obtuvo el apoyo ni del Comité Estatal a cargo de Guillermo Luján ni del Gobierno del Estado. Perdió como se pierde cuando hay división interna.

2004. Lalo Romero era recordado con nostalgia y desde la Función Pública en el Distrito Federal se fraguaba su regreso a la capital del Estado. Cada mes se reunían sus huestes, funcionarios públicos radicados en el DF pero de nacimiento chihuahuense en el Centro Libanes, donde se les recogía los recursos para las campañas locales, comandados por Roberto Anaya y Amanda Córdova. Se preguntara quien es Roberto Anaya, todos lo hicieron, un subalterno de Romero sacado de su notaria que de PAN y de política no sabe nada. Hoy Anaya está en la cuerda floja, yunquista amigo de Luege que esperan junto con Hugo Gutiérrez las golondrinas del Gobierno Federal.

Javier Corral extraordinaria senador también quería la máxima presea y este presionaba a Pancho Barrio para que eligiera entre sus hijos predilectos sin obtener de Barrio una afirmativa, así que un buen día, Lalo Romero seducido por Santiago Creel que siendo secretario de Gobernación le ofreció hacerlo Secretario de la Función Pública una vez que Barrio se fuera de Coordinador Parlamentario declina su intención por ser gobernador de su estado.

Y Javier se convierte en candidato a gobernador y Cruz Pérez Cuellar en candidato a alcalde de Ciudad Juárez. Compadres los dos, lejos de hacer campaña juntos se convierten en enemigos. Cruz impone sus candidatos a diputados locales sobre los de Javier.

Se dedicaron a sabotearse mientras Juan Blanco ganaba la alcaldía de Chihuahua. Cruz se creyó ganador de la hasta entonces ganadora Ciudad Juárez y quería sacar del camino a Corral y volverse en serio aspirante a la gubernatura 2010 y nada, los dos perdieron como se pierde cuando hay división interna.

Amable lector, yo después de esto aprendí la lección. Unidad no pleito. Así que si al PAN le interesa ganar que Gustavo Madero y Juan Blanco se decidan entre uno de los dos y no partirse en una campaña interna porque ambos comparten equipos y amigos. Se esperaría de ellos altura de miras como los dos políticos de éxito que son.

Haber quien se lanza primero a buscar el otro. Haber quien tiene la generosidad de reconocerse las cualidades del otro. Haber quien se pone de segundo a bordo y coordina la campaña. Haber si le ayudan al PAN. Haber si ceden sus aspiraciones a una mujer. Nos gustará verlos conversar ampliamente, haciendo análisis y pactando acuerdos. Uno de dos, no los dos al mismo tiempo. Claro . . . si al PAN le interesa ganar.

Hasta la vista baby.