Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 6 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

Chihuahua un caos por el transporte; porque no negociar y resolver

por Ambrosio 1036

Chihuahua un caos por el transporte; porque no negociar y resolver

Porqué no sentarse a negociar y lograr la reactivación del sistema; Porque no pedir el respaldo o involucrar a la nueva administración?; A no me acordaba, el PRI impugnó

Chihuahua es un caos por la falta de transporte público y aunque hoy se ve un esfuerzo del Gobierno al parchar la situación, en definitiva este no es adecuado las necesidades y al final resultará en nada, si acaso servirá un poco como imagen del gobierno ante la comunidad.

La torpe decisión de romper negociaciones con lo chóferes de transporte público y suplir sus servicios con vehículos oficiales, no es para nada la solución de un problema de fondo y menos una alternativa para una ciudad como Chihuahua que hoy acumula cuatro días sin transporte.

El brillante funcionario al que se le ocurrió esto, sea el Secretario de Gobierno, Mario Trevizo o el titular de transporte, saben bien que en realidad son patadas de ahogado para presionar al gremio de chóferes y concesionarios inconformes, pero esta lejos de dar una solución.

Lo extraño del caso son las demandas de los chóferes, porque aquello de que se les deba Seguro Social, Infonavit y Afores, como que no cuadra mucho, ya que va en contra de los propios derechos laborales más estrictos en las leyes mexicanas.

Dicho de otra forma la empresa instaurada por el gobierno para administrar el Vivebus se ha pasado la Ley Federal del Trabajo por el arco del triunfo y el Gobierno lo permitió, aun y que la medida ha ido en contra de un importante grupo de familias, como son las de los chóferes, que merecen sus prestaciones; o no es así?

Entonces porque no sentarse a negociar y lograr la reactivación del sistema en pleno, es más si por las condiciones económicas la actual administración no puede hacerlo, porque no pedir el respaldo o involucrar a la nueva administración y así nos quitaríamos de broncas.

La respuestas es muy sencilla, el PRI impugnó y ahora el que quiso atorar se atoro, tratando de complicarle el camino a la nueva administración de Javier Corral, al haber roto los canales de diálogo político y limitar su actuar a una simple relación administrativa.

Por el momento el caos se mantiene en las calles de Chihuahua, donde los ciudadanos siguen pasando las de caían, desde los inicios del Vivebús, hoy pasando a la historia como la peor obra de Gobierno del Estado en el último milenio, un verdadero fracaso.