12.42°C

Algo De Nubes

Chihuahua, Chihuahua



Viernes 18 de enero de 2008

Chocaron 6 pandillas en torneo interbarrios

Candentes encuentros en la colonia industrial


Candentes encuentros en la colonia industrial

La mañana de este viernes, en la colonia Industrial, más de 40 integrantes de pandillas rivales se enfrentaron, y para lo cual la Policía Municipal debió tomar sus providencias. No hubo detenidos, ni lesionados, ni daños a terceros y los policías debieron hacerla de árbitros.

Y es que no se trató, por fortuna, de una riña grupal, sino de un torneo “Interbarrios” de futbol rápido organizado precisamente por la corporación como forma de pacto y en esa medida abatir las agresiones y la territorialidad. Rencores olvidados. Adrenalina expulsada.

En este torneo tomaron parte 6 equipos de sendas pandillas de variados rumbos citadinos: “Vagos 20” (de colonia 20 Aniversario), “Tortugas 53” (Alamedas), 19th Street” (Obrera), “Rebeldes” (Colinas del Sol), “Díaz” (sector canchas Díaz Ordaz) y “Antenas 29” (San Rafael), cuyos integrantes dejaron atrás el odio y el resentimiento para mostrar que pueden ser mejores en la cancha.

Estos partidos amistosos forman parte de las actividades que emprende la Policía Municipal con menores infractores hacia la inhibición de riñas, grafitti, adicciones, robos y molestias a vecinos, avanza el establecimiento de pactos de no-agresión intra-pandillas al punto de concertar partidos amistosos deportivos.

Este viernes, a partir de las 11:00 horas, en canchas del Centro Deportivo Bugarini, de avenida Heroico Colegio Militar y calle Tabasco, jovencitos de entre 15 y 17 años y mayores de entre 18 y 28 años fueron sosteniendo partidos de eliminatorias. La organización y proveeduría de balones, arbitraje y aun transporte fue responsabilidad de la Unidad de Atención a Pandillas (UAP), grupo especial de la Policía Municipal; y como árbitro principal fungió el Policía de Academia Diego Armando Rocha. En logística estuvo Víctor Villegas, encargado de actividades deportivas de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

Los balones, la organización y el arbitraje corrieron por cuenta de la Policía Municipal, en un afán de instituir la sana convivencia y la buena intención entre los jóvenes a fin de inhibir o de plano terminar con las violentas riñas entre esos grupos que ocasionalmente causan molestias a terceros o aun daños cuando las grescas llegan a ser campales con objetos arrojadizos que alcanzan puertas, vehículos o aun personas.

Estos amistosos partidos se inscriben dentro de los Pactos de No-Agresión, que a su vez tiene vertientes de censos actualizados periódicamente de integrantes de pandillas, modus vivendi, pintas urbanas o grafitti.

Los encuentros deportivos funcionan como terapia grupal o social, al brindar la Policía Municipal un desfogue físico-emocional a la pubertad y, más aún, a la violencia intrafamiliar que en muchos hogares de los pandilleros se padece.

A su vez, todo este cúmulo de acciones se inserta dentro del programa marco “Menores en servicio comunitario” (antes “Chavos jalando para ti”), que consiste en que cada sábado, de 10 de la mañana a 2 de la tarde, menores infractores arrestados por la Policía Municipal y que no tengan pendientes ante el Ministerio Público son puestos a dar servicio comunitario en plazas y parques de sus propias colonias.

Dicho servicio comunitario lo desempeñan los menores en hermoseamiento de dichos lugares, como limpia de grafitti con cal o pintura, corte de pasto y maleza, encalado de árboles, sepultura de piedras –para evitar proyectiles en noches de riñas campales—, podas y recolección de basura. Tanto la cal como la pintura, carruchas, azadones, escobas y chalecos son proporcionados por la Policía Municipal, a grupos de entre 20 y 40 menores.

Simultáneamente, en esas 4 horas de cada sábado, en la Comandancia Sur un equipo de psicólogas y trabajadoras sociales proporcionan pláticas a los padres o tutores de los menores acerca de las faltas administrativas al Bando de Policía y Buen Gobierno en que se vieron involucrados sus hijos, así como apercibimiento de los riesgos de las malas compañías. Es a las 2 de la tarde cuando los menores son liberados sin multa y entregados a sus padres precisamente en la Comandancia Sur.

Ya en diciembre de 2006 hubo otro torneo, en canchas de la colonia Rosario, en el cual hubo final entre tres pandillas.