Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 20 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

Citan a testigos de Rápido y Furioso por tráfico de armas

160

Citan a testigos de Rápido y Furioso por tráfico de armas

Funcionarios de ATF asignados a México podrán ser interrogados en público el próximo martes

Distrito Federal— El Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara baja del Congreso estadounidense realizará el martes 26 de julio una audiencia donde podrá interrogar en público a los agentes encargados de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés) que participaron en la fallida operación Rápido y Furioso.

Los miembros del poderoso comité podrán también interrogar a agentes de ATF destacados en México y a quienes se prohibió informar del operativo a las autoridades mexicanas.

“Este testimonio es especialmente importante a la luz de los esfuerzos intencionales del Departamento de Justicia de retener evidencia clave de los investigadores acerca de lo ocurrido, que conocía y que autorizó esta operación temeraria”, dijo el diputado republicano Darrell Issa, presidente del Comité.

Bajo el título Rápido y Furioso: el otro lado de la frontera, la audiencia es presentada como “parte de la investigación en curso” en torno a una operación de ATF, que forma parte del Departamento de Justicia, que un comunicado del comité calificó como “un esfuerzo trágicamente erróneo que está conectado a muertes en ambos lados de de la frontera México-Estados Unidos”.

Una audiencia previa de la Comisión, con el título “Rápido y Furioso: decisiones imprudentes, resultados trágicos”, tuvo como protagonistas a agentes del ATF que testificaron que recibieron la orden de dejar “caminar” armas destinadas a los cárteles de la droga mexicanos así como el testimonio de la familia de Brian Terry, un agente de la Patrulla Fronteriza cuyo asesinato está vinculado con armas que se permitió pasar.

El martes próximo habrá testimonio de agentes de ATF en México que fueron testigos de un lado diferente de la operación controvertida. Estos funcionarios vieron el flujo constante de armas derivado de la operación, la recuperación de varias de ellas en escenas de crimen en México, pero bajo órdenes superiores de no alertar a las autoridades mexicanas.

Siempre de acuerdo con un comunicado del comité, los legisladores tendrán “su primera oportunidad de cuestionar los supervisores del ATF que han defendido la operación Rápido y Furioso y las decisiones del Departamento de Justicia”.

Issa y el senador republicano Charles Grassley realizan una investigación propia del operativo Rápido y Furioso, al margen de la que desarrolla el Departamento de Justicia, que afirman no les merece confianza alguna.

“El director interino de la ATF (Kenneth Melson) ha dicho a los investigadores del Congreso que el Departamento de Justicia trata de culparlo del caso de Rápido y Furioso para alejarlos de sus funcionarios políticos”, dijo Issa.

“Los relatos de los testigos que no participaron en la Operación, pero fueron afectados por su desarrollo, es fundamental para comprender el alcance de ese deficiente programa”, concluyó.

La lista de testigos anunciados es: Carlos Canino, agregado de ATF en funciones en México; Darren Gil, ex agregado de ATF en México; José Muro, agente especial superior de ATF en, Tijuana; Lorren Leadmon, especialista en Operaciones de Inteligencia de ATF; William Newell, ex agente especial de ATF a cargo de la división de Phoenix y William McMahon, director adjunto de ATF de Operaciones en el oeste de Estados Unidos, incluso Phoenix y México.