Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 24 de septiembre de 2021

Cargando...
Cargando...

Comercio Bizarro

por José Cruz Pérez Rucobo 4145

Comercio Bizarro

En Chihuahua somos pésimos vendedores y también malos compradores.

En mis múltiples andanzas por buena parte de la geografía nacional, ya sea trabajando o bien de vacaciones (cuando se podía), he constatado las deficiencias y limitaciones de nuestro comercio chihuahuense.

Siempre he sido admirador del espíritu emprendedor de la gente jaliciense, hay pueblos enteros que producen agave y por supuesto venden tequila, desde una mínima porción hasta grandes cantidades, tal vez ayudados por su gobierno, porque aquí en Chihuahua que se produce sotol, el año de la fregada (nunca) nos van a dejar comercializarlo como a ellos su bebida.

Hay otros pueblos que manufacturan ropa y son muy competitivos en la creación, venta y distribución de los bienes producidos, aunados a una buena calidad y precio justo. No se diga con la elaboración de joyería, dulcería y artesanías, en la comercialización de comida son unos señores comerciantes.

En cierta ocasión llegué con mi familia a desayunar menudo en un negocio a orilla de la carretera en Tlaquepaque, Jal., pido lo que vamos a consumir y enseguida se acerca una mesera con tortillas recién hechas a mano para rematar, además de una porción de blanquísimos y humeantes frijoles refritos. Le dije, señorita no pedimos esto, a lo que me contesta, son de cortesía mientras espera su orden. Y como gratis «hasta las puñaladas, y por la espalda» dimos buena cuenta de ello.

La cuenta llegó inexorablemente, misma que debido a lo abundante de las porciones y la calidad de las mismas, más la limpieza del local y el buen servicio, el costo era realmente bajo, tal situación en Chihuahua, ni pensarlo. Me quedé muy triste de que en otras latitudes aprovechen la llamada industria sin chimeneas (turismo).

Puedo apreciar que aquí estamos en pañales en cuanto a comercialización se refiere. Somos pésimos vendedores y también malos compradores. Si podemos agregar un colmo es que somos muy vergonzosos, a muchos chihuahuenses «se les caería la cara de verguenza» el realizar algún tipo de actividad lícita como por ejemplo el comercio callejero. Me pregunto, ¿es que tienen mucha preparación o son de abolengo? No, sólo somos gazmoños y mochos.

Les relato algunos ejemplos que secundan mi aserto; viviendo en Saucillo Chih. y como necesitaba un trabajo de albañilería (dividir un salón grande en habitaciones), acompañado de mi suegro me dirigí a unas ladrilleras para comprar ese material.

Encontré a los ladrilleros hasta cierto punto «remolones», como si fueran a hacerme el favor de venderme los ladrillos solicitados, no consiguiendo estos, me dice mi suegro, deme el dinero «a mí si me venden» al borde de un ataque de nervios le dije ¡claro que no! no es ningún favor el que les estoy pidiendo, la división me la vinieron construyendo de block.

Viviendo en Ascensión Chih. llegó un hombre a mi negocio y desde su automóvil me vendió «x» mercancía, no se bajó del auto, di por entendido que el hombre no caminaba, le compré varias veces su producto, en ocasiones la traía en la cajuela y me daba las llaves para que de ahí los tomara., un buen día le pregunté lo que le había pasado en las piernas que no caminaba, me responde extrañado, «nada, si camino» monté en cólera (curioso nombre de ese penco), el muy flojo evitaba la fatiga, ¡viejo cotinchón! No volví a comprarle nada.

En la localidad que vivo actualmente me doy cuenta de que es el «modus operandi», así realizan sus ventas, desde el automóvil, yo ya me cansé de tratar de hacerles ver lo absurdo de su pretensión, no logro adaptarme a éste estilo. Vengo de una ciudad muy competitiva como lo es Cd. Juárez (sé que la Cd. de Chihuahua es igual) y los usos y costumbres locales son en ocasiones equidistantes a mi forma de comercializar.

Los ejemplos mencionados son de la microeconomía, sin embargo se dice y con mucha razón; «lo que es abajo, es arriba» y quien vende un alfiler, vende un tren.
No acabamos de comprender en Chihuahua el concepto «calidad» en el servicio, en la producción de mercancías, y en la comercialización de las mismas.

Para no perder la costumbre, me referiré como punto final, al mismo tema pero aplicado a la política, antecedente; se jacta el Sr. Leonel de la Rosa Carrera (Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI) que en el Estado de Chihuahua se ganó en los 67 municipios que lo componen, en la elección federal para la Presidencia de la República, de ser eso cierto ¿Entonces por qué no hay chihuahuenses en el Gobierno Federal? ¡No nos sabemos vender ni nosotros mismos! menos las mercancías. Me asalta la duda o es un presentimiento de que somos ¡bien muchos! ¡Bien machos! Y ¡bien mochos!

«Todas las cosas buenas son baratas; todas las malas son caras»
H.B. Thoreau

«El comercio es una planta que crece dondequiera que hay paz, tan pronto como hay paz y mientras la paz dura»
Ralph Waldo Emerson

«El comercio cambia el destino y el genio de las naciones»
Thomas Gray

Twitter @JoseCruz777

Mensajes

  1. tony

    estimado josé efectiva mente son realidades y en lo de malos compradores un servidor paso y pasa por la experiencia. mi pequeña o grande empresa presta servicio. bueno de calidad y buen precio. pero hay malos compradores y en el municipio que yo radico ya es un vicio de la gente querer pagarte lo que ellos quieren o el pedir fiado y no regresar jamas a pagar. y se hace costumbre por que de 10 clientes tienes 2 buenos. y lo de los buenos clientes lo inviertes en los malos entonces le sale uno junto con pegado. el exito del vendedor es ser duro y energico. siempre siendo cortes. con esto te quitas los malos clientes y te quitas el trabajar de gratis. mejoras el servicio. y mejora la economia. te echas enemigos tratan de desprestigiarte pero si tu trabajo y servicio es bueno no te afectan. ya que los que se lanzan en una campaña en su contra son los malos clientes y un mal cliente esta quemado en todos los negocios y con todos los prestadores de servicio. el veneficio del comercio. es ser buen vendedor y ser buen comprador. josé como siempre usted da en siempre en el blanco.

    1. José Cruz

      Tony, de nuevo complementa el artículo (lo cual agradezco) la visión de más personas y no una sola, tiene más validez y pluralidad. Sabe usted que mi padre tenía fruterías en Cd.Juárez y desde los 5 años de edad he estado inmerso en el fascinante mundo de las ventas. Me considero tal vez megalomamente un teórico en ese aspecto, cuando he asistido a innumerables cursos de ventas y escucho a los expositores, en mi interior digo «ésto no es cierto», al menos no en Chihuahua, debido a lo pésimos compradores que somos. Es una verdadera mentira que den el éxito de una empresa cual si fuera una receta de cocina. Pongo un ejemplo, hay 2 taquerías una al lado de otra, la primera es un local limpio y el vendedor es pulcro, la segunda es sucia, taquería y vendedor ¿cuál cree usted que tiene éxito? ¡Inconcebible! La segunda, hay razones misteriosas que no alcanzo a comprender que originan ese comportamiento. Gracias por su amable comentario final. Un afectuoso saludo.

    2. tony

      josé efectiva mente es interesante esto por que el que es vendedor tambien es comprador. eso es logico. entoces la situacion seria de actitud. y conciencia. todo negocio de compra venta es para eso negocio. entonces si ustded yo o toda persona que compre o venda sabe que es un acto abusivo y que no. si yo va un vendedor y me quiere revender. logico no le compro. pero si va un vendedor y me da un precio justo. que le dejara a el lo justo por su trabajo entonces. es correcto. pero si yo todavia de darme un precio justo. y quiero que me de mas barato y mas barato entonces. soy un mal comprador. e igual con el que biene a comprarme a mi. y hace lo mismo asi se va una cadena. de compra venta y es una actitud negativa. como decia mi abuelo. no pues me quieres hacer tonto con el cambio. saludos josé.

    3. Joel

      Josè,muy cierto lo que dices.Fìjate que ya ves que te dije que me dedico a ser vendedor,pues es el caso que cuàndo surto a los clientes de productos,les llevò muchas de las veces las compras a su vehìculo,sòlo les pregunto cuàl es su vehìculo y listo!.Josè,pero siento que mi obligaciòn es de sòlo colocar los productos en el mostrador,pero no sè!,me nace del corazòn llevarles la mercancìa hasta acomodarlo en la cajuela ò atràs de las pick ups.Y si noto que la gente me dirige una mirada de agradecimiento.Por eso a veces me pregunto que si serà bueno hacer las cosas no al 100%,sino al 101%!.«Hacer el bien a nuestros semejantes es hacèrse el bien a uno mismo» Platòn.

    4. José Cruz

      Tony, coincidimos totalmente, le decía que me considero un teórico de las ventas, le explico; el trato correcto es el que beneficia o conviene a ambas partes, si le vendo digamos un refrigerador a un precio muy elevado ¿soy un buen comerciante? No lo creo, ya que usted se queda resentido y jamás vuelve a hacer tratos conmigo, en Chihuahua pretendemos ser muy «vivos» y muchos venden sólo una vez ¿dónde está la viveza? Hay una máxima que a mi en lo particular me gusta dice; «no hagas ventas, haz clientes». Gracias por su opinión.

    5. José Cruz

      Joel, lo que tu estás haciendo, aunque como dices no es tu obligación, es dar un extra, siempre muy bien recibido por el cliente, además del trato personal que eso conlleva. Vendedores como tu son una buena muestra de que lo que es ser un buen vendedor. Mucha gente la ve como una labor inferior (las ventas), creo que están fatídicamente equivocados. Dice una ley dentro de la Economía «El mundo se divide en vendedores y compradores» todos lo hacemos, podrá alguien decir, yo no soy vendedor porque trabajo en digamos una maquiladora, ignora que está vendiendo su fuerza de trabajo, y muy barata por cierto. Amigazo gracias por tu opinión.

José Cruz Pérez Rucobo

Originario de Cd. Juárez, cursé la carrera de Economía en la UACJ, me dedico al comercio como medio de subsistencia y al Periodismo como pasión.