Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 16 de septiembre de 2021

Cargando...
Cargando...

Concluye la primaria a sus 66 años

62

Concluye la primaria a sus 66 años

Doña Manuela Bañuelos Yáñez, de 66 años, es una mujer que ha superado pruebas difíciles en la vida

Doña Manuela Bañuelos Yáñez, de 66 años, es una mujer que ha superado pruebas difíciles en la vida, como la muerte de su hijo de 42 años hace apenas un mes, pero quien ha luchado por alcanzar metas sin importar los esfuerzos; una de ellas terminar su primaria en el sistema abierto que ofrece el Instituto Chihuahuense de Educación para los Adultos (ICHEA).

Con un promedio de 8.5 de calificación, esta madre y abuela es el orgullo de su grupo de estudio en la Plaza Comunitaria ubicada en la avenida Pacheco y 20 de Noviembre, donde se reúnen jóvenes y adultos mayores de 15 años para recibir asesorías y materiales para concluir primaria o secundaria.

Madre de 10 hijos, a quienes tuvo desde la temprana edad de 15 años al migrar de la comunidad de Santo Domingo en el municipio de Aquiles Serdán hacia la ciudad de Chihuahua donde se casó, Doña Manuela fue impulsada por su hijo Mario para que se incorporara a los servicios del ICHEA, y en un tiempo de tres meses, logró terminar su educación primaria.

Mario era su único sostén y con quien vivía en la populosa colonia Rosario de la capital del estado de Chihuahua, y el certificado oficial que avala el término del nivel se lo dedica a él: “recogí el diploma con mucha alegría y a la vez con mucha tristeza por no poder compartirlo con Mario, pero sé que mi hijo estaría orgulloso de que le cumplí la palabra”.

Antonio Valdivia González, Director General del ICHEA, dijo que el caso de Doña Manuela es uno de los muchos que se presentan en la institución, donde adultos mayores tienen la convicción de la importancia del estudio, superan todo prejuicio y se vuelven ejemplos a seguir.

Pero señaló que éste se vuelve extraordinario al entender que esta madre ha perdido a su hijo, que él fue el impulsor de que retomara la escuela, que era su compañero en la vivienda en la que ahora está sola y así tuvo el valor de finalizar su educación para cumplir el compromiso, “realmente admirable en todos los sentidos”.

Para Doña Manuela terminar la primaria o secundaria en el sistema del ICHEA no es complicado, pues menciona que “estudiar no es nada difícil, me apuraba con mi quehacer y me iba a mi estudio y muchas de las cosas que vemos en los libros, ya las conocemos en la vida diaria”.

  • “A los jóvenes les digo que aprovechen, que no desperdicien su vida, que inviertan su tiempo en algo positivo, en algo bueno y provechoso; a los mayores que no se sientan que ya se acabó todo, hay mucho por hacer y luego hasta puede ayudar uno más adelante”.

Con lágrimas en los ojos comenta “mientras me compongo un poquito (de la pérdida de Mario) voy a seguir estudiando la secundaria. Nunca es tarde para estudiar. Dios nos da mucho tiempo para hacerlo y para salir adelante”.