Noticias de Chihuahua, Chih., a Viernes 26 de mayo de 2017

Cargando...
Cargando...

Consumo de droga disparó la violencia

316

Consumo de droga disparó la violencia

Alza en consumo de droga disparó la violencia: SSP

El secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, ratificó ante el Congreso la estrategia federal contra el crimen organizado y destacó el papel del Ejército, que se ha constituido en un baluarte en las operaciones que ya ofrecen resultados históricos.

Por su parte, las fuerzas políticas de las cámaras de Diputados y de Senadores expresaron su disposición a consensuar con el gobierno federal una política de Estado en materia de seguridad, durante la comparecencia de García Luna ante la Comisión Permanente, en San Lázaro.

“La política de Estado para conquistar la seguridad pública necesita de la participación de los gobiernos de estados y municipios”, dijo el funcionario federal; los legisladores del PRI, PAN y PRD destacaron que se requiere también recuperar la confianza de la sociedad, perdida por la corrupción de la clase política.

García Luna y la representación de Acción Nacional formaron mancuerna ante una oposición que mostró su desconfianza ante las estadísticas de resultados contra el crimen organizado, y que de manera persistente, pero sin conseguirlo, pidió al secretario que aportara datos sobre las fallas en la guerra por la seguridad, para darle mejores instrumentos desde el Legislativo.

García Luna en ningún momento formuló comentarios directos o indirectos sobre las áreas vulnerables del sistema contra el crimen organizado, pese a que diputados y senadores del PRI, PRD, PVEM, PT y Convergencia preguntaron sobre las causas por las que han aumentado las muertes y los ataques de las bandas criminales, cuando las Fuerzas Armadas y las policías tienen más presupuestos, armas e integrantes.

Priístas ofrecen apoyo

La revisión del estado que guardan los programas en materia de seguridad pública abarcó más de cinco horas en el Salón Verde del Palacio Legislativo, y en diversas respuestas García Luna explicó que se necesita de la participación de las Fuerzas Armadas en las calles. Aseguró que se construye una estructura policial moderna, que requiere de una integración de las fuerzas locales dispersas, y explicó casos de contrapropaganda de los narcos para vulnerar al Estado.

Una dupla de diputados panistas —Roberto Gil y Javier Corral— abrió el camino a las coincidencias entre las fuerzas políticas, a favor de una política de Estado en materia de seguridad.

Roberto Gil dijo que al crimen organizado lo combate un Estado más fuerte, y llamó a librar las batallas que siguen, con los imperativos de la democracia, no de autoritarismos, y con un entorno de unidad nacional. Dijo que “no sólo con armas se enfrenta a los cárteles”.

Javier Corral dijo que se necesita una política pública que enfrente en este año electoral —en el que la mitad del país irá a las urnas— la tentación en los grupos partidistas de sacar raja política del problema de la inseguridad, y repartir culpas y responsabilidades cuando hay corresponsabilidad, y pidió blindar las campañas contra la infiltración del dinero de las mafias.

El diputado Jorge Carlos Ramírez (PRI) afirmó que aventar la pelota de un lado a otro no beneficia a la sociedad, y que su partido busca contribuir a resarcir las fallas: “No se trata de medrar, pero tampoco de ser obsequiosos y complacientes”. Ofreció el apoyo priísta, “en lo que se necesite”.

Estado del delito

García Luna afirmó que los crecientes niveles de violencia en México son consecuencia del crecimiento de los índices de consumo de droga, que a su vez generan un gran interés de los narcotraficantes por el mercado interno.

El funcionario dio a conocer las cifras oficiales sobre el mercado de drogas en México y en Estados Unidos.

Aseguró que los cárteles obtienen una utilidad de más de 95 mil dólares por cada kilogramo de cocaína colombiana que colocan en el mercado estadounidense. Según los datos, el valor del mercado de consumo de drogas al mayoreo en México es de 811 millones de dólares anuales, mientras que el mercado de EU tiene un valor de 17 mil millones al mayoreo, y de 64 mil millones al menudeo.

Informó que 1.7 millones de mexicanos consumen cocaína, y que el porcentaje de la población que usa esta droga pasó de 0.8%, en 2006, a 2.4%, en 2008. En el caso de la mariguana, más de 3 millones la consumen, y la cifra de usuarios creció de 3.1%, en 2006, a 4.2% en 2008.

El secretario de Seguridad Pública presentó un informe a los diputados y senadores en el que se destaca que los delitos federales representan 7%, mientras que 93% son del fuero común, es decir, de la incumbencia de las policías locales, a las que pretende unificar en 32 corporaciones que absorban más de 3 mil, como propuso en septiembre, sin haber presentado aún una iniciativa.

Sus estadísticas marcan que los homicidios dolosos representan 0.9% de los delitos, y ubicó a México en el décimo primer lugar entre los países más violentos del mundo, después de El Salvador, Venezuela, Colombia, Belice, Jamaica, Brasil, Ecuador y República Dominicana.

Revelan una caída en picada del delito de extorsión, de más de 53 mil casos, en 2007, a poco más de 35 mil, en 2009.

Robos quedan impunes

La radiografía incluyó la situación precaria e incapaz de las policías municipales, que dejan impune el delito de iniciación de los delincuentes —el robo—, quienes después serán sicarios y capos del crimen organizado.

La estadística de resultados de la guerra contra el narco también registra que, entre el primero de diciembre de 2006 y el 31 de diciembre de 2009, han sido detenidas 99 mil 115 personas.

Se han asegurado 26 mil 345 vehículos, así como 285 millones 609 mil 602 pesos en efectivo, y 383 millones 294 mil 141 millones de dólares.

En de decomisos de armas, estas suman 63 mil 229, y 4 mil 539 granadas.

Tachan cifras de “engañabobos”

El senador Ricardo Monreal (PT) dijo que las cifras presentadas por García Luna son “engañabobos”, mientras que la bancada del PRI previno que pudieran ser falsas. El panista Roberto Gil los enfrentó y comentó que, al contrario, el reporte representa “una buen noticia”.

Las fuerzas políticas coincidieron en que la guerra contra el narco necesita de la participación y confianza ciudadana.

Afirmaron que se deben atacar las prácticas de corrupción, complicidad e impunidad. “La situación aterrorizante que impera en el país (tiene entre sus causas) el hecho de que se ha corrompido desde lo más alto hasta lo más bajo”, dijo el priísta Jorge Carlos Ramírez, quien aseguró que “el Estado no quedará postrado ante los narcos”.