17.7°C

Nubes Dispersas

Chihuahua, Chihuahua



Miércoles 22 de abril de 2009

Continua a la alza el desempleo en Chihuahua

Cierran dos plantas de la región y despiden a mil 300 personas según anunciaron los corporativos


Cierran dos plantas de la región y despiden a mil 300 personas según anunciaron los corporativos

Juárez.- A consecuencia de la recesión mundial, dos plantas ubicadas en la región cerrarán sus puertas con la consiguiente pérdida de mil 377 empleos, según anunciaron los corporativos.

Por causa de la crisis automotriz, Delphi Alambrados y Circuitos Eléctricos, planta con mil 17 empleados ubicada en Casas Grandes, despedirá a todo su personal por cierre definitivo de operaciones en ese lugar, anunció el corporativo Delphi.

Ya se les informó de la medida a todos los operadores, técnicos y administrativos, los cuales serán indemnizados conforme a la ley a partir de esta fecha y hasta junio a más tardar, dijo Xóchitl Díaz, gerente de Asuntos Corporativos de Delphi.

Por su parte, la fabricante de impresoras y cartuchos Lexmark cerrará una de sus plantas ubicada en Ciudad Juárez, lo que impactará directamente a 360 trabajadores.

La planta afectada, según se confirmó con fuentes al interior de la compañía, es la denominada CA1 ubicada entre la avenida Santiago Troncoso y bulevar Independencia.

De acuerdo con las fuentes contactadas, ayer directivos de Lexmark dieron a conocer la noticia entre la plantilla, sin embargo, El Diario trató de contactarlos pero no se obtuvo respuesta.

Mónica Estrada, gerente regional de recursos humanos de Lexmark México no estuvo disponible, mientras que Rosalinda ávila, gerente de recursos humanos de Lexmark CA1, dijo no estar autorizada para dar información al respecto.

Xóchitl Díaz, de Delphi, explicó que la planta Delphi Alambrados y Circuitos Eléctricos inició operaciones hace 24 años en Casas Grandes, siempre con el único propósito de elaborar arneses automotrices, es decir, todo el cableado y sistema eléctrico de automóviles nuevos.

“Se hizo todo lo posible por evitar el cierre de la planta, al buscar otras opciones para enfrentar la mala situación, como por ejemplo aprovechar los espacios que se estaban dejando abiertos en otras plantas y hacer una consolidación, pero desafortunadamente ya no se puede tener abierta esa operación industrial”, comentó.

Díaz precisó que el proceso de cierre de la planta se inició ayer y concluirá en junio próximo; algunas líneas de producción serán trasferidas a otras plantas del corporativo en el estado de Chihuahua, pero la plantilla laboral se pierde en su totalidad.

Aclaró que como ha sido la política del corporativo en cualquier parte del mundo en donde tiene presencia, el pago de las indemnizaciones a los trabajadores se hará conforme a la disposiciones legales.

“Delphi agradece a los trabajadores su comprensión ante esta decisión, al igual a la comunidad de Casas Grandes, al sindicato de la CTM, en especial a las autoridades municipales y estatales que siempre brindaron todo su apoyo a la compañía durante los últimos 24 años”, afirmó.

Mencionó que los productos de calidad mundial elaborado por los trabajadores de Casas Grandes siempre fueron de particular distinción en su exportación al mercado estadounidense, debido a la excelente mano calificada de los empleados.

La gerente de Asuntos Corporativos de Delphi recordó que la multicitada empresa sería la segunda que cierran en los últimos meses, toda vez que a mediados del año pasado dejó de operar la planta Alambrados y Circuitos Eléctricos que se tenía en Cuauhtémoc, Chihuahua, en donde se perdieron mil 500 empleos.

Respecto a Lexmark, la compañía con sede en Lexington, Kentucky, informó ayer a través de un comunicado que el cierre de la planta en Juárez impactará a 360 empleados, de los que 270 perderán su empleo en los primeros meses de 2010.

El motivo del cierre, explica la compañía en el comunicado, es reducir sus costos y gastos en todo el mundo, al registrar una caída en sus ingresos en el último trimestre.

“Las débiles condiciones económicas globales redujeron la demanda tanto para sus impresoras de tinta como de tóner”, explica la compañía en el texto.

Las utilidades netas de Lexmark en los primeros tres meses del año fueron de 59.2 millones de dólares o 75 centavos por acción, en comparación con 101.7 millones o 1.07 por acción en el mismo periodo del año anterior, se detalla en el comunicado.

En tanto que los ingresos también cayeron un 20 por ciento, más alto que lo pronosticado por la empresa.

Lexmark adelantó incluso que espera también una baja en sus ingresos durante el segundo trimestre del año comparable con las del primer trimestre.

Lexmark International, que se separó de IBM en 1991, compite con compañías como Canon y Hewlett Packard, en el mercado de fabricación de impresoras y abastecimiento de tintas para el hogar y la oficina.

La compañía espera que el plan de reestructuración de abril 2009 tendrá como resultado cargos pretax de aproximadamente 50 millones de dólares en efectivo, con costos estimados en 10 millones de dólares.

Municipios


Más Noticias