Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 21 de octubre de 2019

Cargando...
Cargando...

Convertirán a Chihuahua en productor de Vino

1470

Convertirán a Chihuahua en productor de Vino

Proyecto busca producir 300 mil litros de vino al año

Recientemente se anunció por parte de la Fundación “Produce” un ambicioso proyecto, que si bien no es nuevo, las proporciones en que el plan está siendo elaborado podrían cambiar dentro de unos cuantos años el panorama económico, laboral y académico del estado de Chihuahua.

La incursión de plantaciones de Vid no es nueva en el estado, en la región de Delicias se han cosechado ya varias temporadas el producto de esta planta, la uva, misma que es utilizada para la elaboración de vino.

Son un par de empresas que comercializan vino netamente chihuahuense y en restaurantes como la Casona de la calle Aldama esquina con Ocampo, se puede encontrar el producto elaborado con uva 100% chihuahuense.

El proyecto nace en un grupo de personas que desde tiempo atrás se han dedicado a la fabricación de vino de forma casera.

De este grupo conformado por unas 15 familias que llevan 17 años fabricando vino caseramente, a uno se le ocurrió comprar maquinaria industrial para la fabricación del producto, fue cuando se dieron cuenta que era posible fabricarlo industrialmente en Chihuahua.

El grupo comenzó a buscar los conocimientos necesarios de cómo elaborar el vino de manera industrial, la voz se corrió y más personas decidieron hacerse participes de este proyecto.

Fue así como se creó Sistema Producto Vid, una organización conformada por 50 productores aproximadamente, quienes se han dedicado a la fabricación de vino en pequeñas cantidades.

Así lo recuerda el Presidente de esta organización, el Ing. Gilberto Pinoncély Nitschmann quien señala el apoyo que la fundación Produce le brindo al invitarlos a Chile en donde cuentan con grandes industrias de la fabricación del vino.

“Vimos lo que están haciendo y nos dimos cuenta que en Chihuahua tenemos todas las posibilidades, puesto que ya antes se había hecho vino, en la región de Delicias, eso nos motivó a reunirnos para hacer un proceso más profesional” comenta Pinoncély.

Ante esto el grupo comenzó a buscar gente especializada en los distintos procesos que conlleva la elaboración del vino así como también iniciaron a importar uva de fuera del estado con el fin de realizar las pruebas necesarias.

El también titular de Bodegas Pinesque, comentó que en esta empresa desde el 2009 se inició con la fabricación del vino, “Inicialmente compramos 2 toneladas de uva y en el 2010 compramos 12 y así tenemos que ir creciendo para estar preparados para producir uva en gran cantidad”.

Todas estas preparaciones son debido al proyecto que junto con Fundación Produce se planea, tener en Chihuahua dentro de 5 años, 500 hectáreas de Vid.

Comentó que para hacer esto realidad es necesario estar a la par de dicha cantidad de producto para su industrialización, con los espacios donde procesar la uva y convertirla en vino.

El Ing. Pinoncély informó que coordinados con la Fundación Produce se han iniciado los trabajos de evaluación en las distintas variedades de vid y ver cuáles son útiles en las distintas regiones del estado.

“Las variedades de uva son muchas, hay uvas que se desarrollan mejor en regiones frías, otras en cálidas y cada una te va dando diferentes aromas, sabores y calidad de vino” son las palabras del productor.

Lo que estas pruebas buscan es identificar las características del producto en cada región para que ya sea en cada región en particular o en conjunto se pueda producir un vino que realmente tenga las capacidades de sobresalir nacional e internacionalmente.

El trabajo ya es avanzado, en la región de Delicias, rumbo a Juárez y en Bachiniva se están haciendo las evaluaciones para ver cuál es la variedad de vid que mejor se acople a las condiciones de la región.

El introducir este producto de una forma tan masiva como es el plan de Sistema Producto Vid conlleva una serie de cambios a largo plazo para el estado de Chihuahua en materia económica, laboral y académica.

En lo económico la industrialización de grandes cantidades de uva para la creación de vino dejara una derrama presupuestal de grandes proporciones ya que la creación de los viñedos atrae a la industria así como al turismo.

“Un kilo de uva por fuera te sale en 15 pesos, pero si industrializas el proceso le puedes sacar hasta 20 veces el valor” comenta el Ingeniero.

Esta derrama económica no sería entonces solo de utilidad, ya que industrializar el proceso conlleva la contratación de personal, por lo cual las ganancias serían repartidas hacia los trabajadores.

El que se creen empresas chihuahuenses para la industrialización del vino traería a Chihuahua recursos nacionales de los lugares donde este vino sea repartido, y si adquiere fama, internacionalmente el estado se vería beneficiado económicamente.

El implementar viñedos de 500 hectáreas requiere mano de obra, la cual será reclutada de las regiones en donde se establezcan las plantaciones de la uva; el Ing. Pinoncély señala que por cada hectárea se necesitan 2 personas mínimo que cultiven la uva cuando este madura.

Además de las plantaciones, la industria de procesamiento del vino necesitaría de personal tanto de producción, como administrativo, de recursos humanos, de comercialización entre otras especialidades.

El hacer de Chihuahua un estado donde existan este tipo de viñedos además atraería al turismo, existen fiestas de la primera cosecha y primer vino del año, a las cuales se dan cita personas de todo el mundo.

Por si fuera poco los creadores del proyecto buscan, una vez establecido el vino de Chihuahua, asociarlo con los quesos y la carne chihuahuense para desarrollar un concepto amplio de lo que es la producción del vino.

“Estimamos que en 4 a 5 años debemos tener un crecimiento, para ir a la par del crecimiento del consumo nacional, unas 400 o 500 hectáreas” comenta Gilberto Pinoncély; si se toma en cuenta que de una hectárea se obtienen 10 toneladas de uva, de esas 10 toneladas se generan 6 mil litros, por lo cual en 5 años la producción podría ascender a 300 mil litros de vino.

Para poder hacer esto posible se tienen que desarrollar a la par las tecnologías para la fabricación del vino en tan enormes cantidades, procesamiento, reposo, envasado, y comercialización de grandes cantidades fuera del estado.

El industrializar el vino no significa maquinizar el proceso para crear grandes cantidades, el Ing. Pinoncély manifiesta que se están buscando las tecnologías que puedan crear un vino de calidad que trascienda en el ámbito internacional.

“Hay muchas cosas importantes que cuidar, por ejemplo, una buena uva te puede dar un buen vino o un mal vino, pero una mala uva es muy difícil que te dé como resultado un buen vino” afirma.

Incluso con la implementación de plantíos de vid, se está cuidando al campo ya que los requerimientos de esta planta son mínimos en cuanto al agua y la tierra que se necesita, prácticamente en casi tipo de tierra puede crecer una planta de uva.

En cuanto al ámbito académico, el hacer de Chihuahua un estado productor de vino necesita especialistas para los diversos procesos en la cosecha, industrialización y la comercialización del vino.

Además es necesaria la presencia de personas que sepan sobre el tema y puedan guiar a turistas en los procesos de la creación de un vino así como personas que se involucren en la promoción del producto tanto nacional como internacionalmente.

La industria del vino requiere de personas que sepan cómo trabajan los procesos y las maquinas.

El Ing. Gilberto Pinoncély señala que incluso se podría crear una empresa para la fabricación de las barricas en donde se aloja el vino, “podríamos traer el roble de Europa y hacer aquí mismo las barricas, hay muchas especialidades que se pueden desarrollar”.

En el ramo restaurantero, las escuelas de gastronomía se beneficiarían ya que la entrada de un producto como lo es el vino de un nivel más alto que alguna otra bebida alcohólica se le daría la oportunidad a los estudiantes de estas carreras de incursionar en ámbitos internacionales más fácilmente.

“Que no se diga que Chihuahua es la tierra donde acaba la cultura y empieza la carne asada, vamos a tener platillos regionales más sofisticados y la gente va a empezar a apreciar el buen comer y los buenos hábitos alimenticios, sanos, agradables con su tiempo de convivencia, son muchas las cosas positivas del vino” afirma Pinoncély.

Señaló el titular de Sistema Producto Vid que en la Universidad Autónoma de Chihuahua ya se han creado nuevas especialidades y hay jóvenes que están viajando a Chile y a Francia para adquirir los conocimientos que estos países, con más tiempo en la fabricación de vino, tienen.

El Ing. Gilberto Pinoncély ve con buenos ojos este proyecto y todo podría marchas a la perfección si las cosas se hacen bien, recuerda que cuando se comenzó a hablar de cultivar la vid no faltó quien propuso, “por debajo del agua”, traer desde los Estados Unidos estas plantas.

“No se vale que unos, por su bolsillo, afecten a muchos, esas plantas pueden traer plagas que en México ni existen, hay que tener cuidado” reitera el Ingeniero.

Comentó que con una sola planta aunque se traiga con enfermedad podría afectar a todos los viñedos, e incluso a los cultivos de diferentes productos, “tenemos que hacer las cosas bien hechas, el éxito de cada uno de los involucrados afecta al conjunto, somos como un racimo de vid, si a alguien se le ocurre cortar el racimo todos somos los afectados, no hay que pensar en lo personal solamente, hay que pensar en el conjunto” concluyó.

El cultivo de la vid para la producción del vino es una de las actividades más antiguas de la civilización, probablemente contemporánea al comienzo de ésta. Existe evidencia que los primeros cultivadores de viñas y productores de vino, se encontraban en la región de Egipto y Asia Menor, durante el neolítico. Al mismo tiempo que los primeros asentamientos humanos permanentes empezaron a dominar el arte del cultivo y la cría de ganado, así como el de la producción de cerámica.

El consumo de un vaso de vino tinto al día puede prevenir varios tipos de cáncer, según un estudio científico publicado en Gran Bretaña, realizada por investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela.

Según la investigación, publicada en la revista científica Thorax, un vaso de vino tinto por día podría prevenir en un 13 por ciento más la aparición de tumores malignos incurables, en comparación con aquellos que no toman esa bebida, consigna hoy un cable de la agencia ANSA.

Para los científicos el secreto del vino tinto se encuentra en la presencia del «tannis», que posee propiedades antioxidantes muy beneficiosas para el ser humano.

Además, el vino tino posee el componente de resveratrol, que ayuda a revertir tumores malignos y alarga la vida, según los expertos españoles.

Mensajes

  1. Marta

    Exelente investigacion e impulso para la economia chihuahuense, que bueno que se esta decidiendo dar un giro distinto a nuestra economia y sobretodo pensando en toda la fuente de trabajo que se puede generar, pensando no solamente en un beneficio personal sino comunitario, creo que es la mejor manera de salir a delante como comunidad y no esperar a que nuestro gobierno haga algo por nosotros. Bien se dice el trabajo en equipo es mejor y mas prospero!!!! FELICIDADES!!

  2. ALEJANDRO VALENCIA

    felicito el proyecto de convertir a chihuahua en productor de vino, lo que acarrearia mejorar la economia agricola del estado, yo deseo incorporarme a esa produccion, y nesecito informacion de quien me puede vender aqui el material vejetativo para no adquirirlo en USA,

  3. Wilver Vargas

    felicidades por este proyecto, el estado de chihuahua presenta condiciones climáticas apropiadas para el establecimiento de viñedos y por ello de casas vinicolas, sin mencionar que las extensiones territoriales son mas que suficientes para satisfacer este sistema producto... soy estudiante de la universidad autónoma de chapingo de la carrera ingeniería agroindustrial, me gustaría tener la oportunidad de cooperar en este proyecto y con ello aportar algo al estado de donde soy originario.