Noticias de Chihuahua, Chih., a Lunes 9 de diciembre de 2019

Cargando...
Cargando...

Corrompe narco a agentes de EU

152

Corrompe narco a agentes de EU

Las organizaciones de tráfico de drogas mexicanas buscan corromper a sus agentes fronterizos

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) reconoció hoy que las organizaciones de tráfico de drogas mexicanas buscan deliberadamente corromper a sus agentes fronterizos.

En una audiencia en el Subcomité de Desastres y Asuntos Intergubernamentales del Senado de EU, el titular de la CBP, Alan Bersin, aceptó que dichos grupos del crimen organizado buscan infiltrar a los más de 60 mil elementos bajo su mando.

«La realidad es que los empleados de CBP han sido y continuarán siendo el blanco de organizaciones criminales o buscarán de otra forma explotar su posición de confianza pública para obtener ganancias ilícitas», dijo Bersin ante el Subcomité.

Según Bersin, 127 empleados de su agencia han sido arrestados o acusados por diversos actos de corrupción que van desde tráfico de drogas y personas, lavado de dinero y conspiración desde 2004. Hace un año el total alcanzaba 103 elementos.

Bersin dijo que la oportunidad para corromper a oficiales de EU ocurrió por la combinación de un vasto incremento en contratación de personal fronterizo en años recientes al tiempo que el Presidente Felipe Calderón apretó la lucha anticrimen.

«La decisión del Presidente Calderón de confrontar las organizaciones criminales transnacionales que previamente operaban con impunidad y traficaban drogas y extranjeros desde México combinada con la creciente contratación de agentes y oficiales en CBP amplificó las oportunidades de corrupción», comentó Bersin.

Tan sólo en la última década, la Patrulla Fronteriza ha aumentado de menos de 10 mil agentes a casi el doble de personal, lo que según Bersin ha presentado retos sobre cómo examinar a todos los solicitantes para ingresar a dicha corporación.

Convocada por el Senador de Arkansas, Mark Pryor, quien en 2010 impulsó una ley contra corrupción fronteriza, la audiencia también contó con la presencia de Charles Edwards, el Inspector General del Departamento de Seguridad Interna.

«En la medida que Estados Unidos ha reforzado la seguridad fronteriza las organizaciones de tráfico de drogas no sólo se han vuelto más violentas y peligrosas sino más inteligentes también», explicó Edwards en su testimonio.

«Los agentes obvios que son blanco de la corrupción son los agentes de la Patrulla Fronteriza y los oficiales de CBP; menos obvios son aquellos empleados que pueden proveer acceso a información de inteligencia y policial sensible», apuntó.

En su testimonio, Edwards detalló que las quejas e investigaciones presentadas contra empleados de CBP se han incrementado sensiblemente desde 2004, en buena parte debido a que ahora tienen más recursos para avanzar en ellas.