Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 10 de diciembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Crisis y desempleo matan al comercio

81

Crisis y desempleo matan al comercio

A informales 60% de las ganancias; expertos descartan mejoría a fin de año

La crisis y el desempleo sepultaron las esperanzas de que el consumo reviviera durante las festividades del Día de Muertos.

Los pronósticos de los pequeños comerciantes prevén un raquítico 4% de aumento en sus ventas en comparación con el mismo periodo de 2008, pero la cifra podría ser menor, ya que, por el desempleo, nuevos competidores —informales— se integraron al mercado de Día de Muertos.

Estimaciones de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la ciudad de México señalan que la derrama económica para estos días de asueto será de 480 millones de pesos, de los cuales 60% serán para el comercio informal y 40% para los negocios establecidos.

Las previsiones son igual de negativas para el resto de los comerciantes. Arturo Mendicuti, presidente de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México (Canaco), apunta que “la caída del comercio llegó a 14% en octubre con respecto al año pasado. Nosotros creemos que eso afectará las ventas del Día de Muertos”.

Un sector especialmente afectado estas fechas es el de la industria panificadora. Antonio Arias, vicepresidente de la Canainpa, comenta que del total de pan de muerto que se venderá estos días, entre 15% y 20% irá a parar a la economía informal.

“Por la falta de regulación, pueden hacer el pan con materias de muy baja calidad y venderlas a precios altos porque la autoridad no se preocupa por vigilar”, señala.

La especialista en consumo de Banco Ixe, Raquel Moscoso, advierte que la situación económica y el aumento del desempleo ensombrecen el panorama para supermercados, restaurantes, panaderías y vinaterías.

La situación no parece que mejorará en los últimos meses. Marco Montaño, analista de Actinver, comenta que las expectativas de ventas para las festividades del último trimestre de 2009 son poco halagadoras.

El recrudecimiento de la crisis económica y el aumento del desempleo han provocado que cada vez menos gente acuda a las tiendas departamentales para realizar sus compras en esta temporada. Por el contrario, la gente está recurriendo a los tianguis para cubrir sus necesidades de vestido y alimentación, explica el especialista.

Lo que para el sector formal representa una merma en sus ganancias, para muchas personas que perdieron sus empleos las festividades del Día de Muertos son un salvavidas y una oportunidad para autoemplearse.

Gregorio Hernández, ex empleado de una fábrica de refrescos que se quedó sin trabajo en mayo, comenta que para sobrevivir ha sido chofer de taxi y transporte colectivo y vendedor de papas fritas. Para esta temporada de Halloween y Día de Muertos decidió vender disfraces. Comenta que inició en su colonia, pero por las bajas ventas y alta competencia se movió a otra zona. Aún así, dice, no ha recuperado lo invertido.