Noticias de Chihuahua, Chih., a Domingo 22 de octubre de 2017

Cargando...
Cargando...

Cumple Chihuahua 15 años sin cólera

187

Cumple Chihuahua 15 años sin cólera

Gobierno del Estado mantiene una vigilancia constante en todas las unidades médicas

Desde hace 15 años Chihuahua se encuentra libre de casos de cólera, sin embargo el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Salud mantiene una vigilancia constante en todas las unidades médicas para atender de manera inmediata cualquier brote que pudiera presentarse.

El coordinador estatal de Urgencias Epidemiológicas, Juan Carlos Toledo Sánchez comentó que se debe tener mucho cuidado con esta enfermedad ya que puede ser mortal en cuestión de horas en caso de no prestar la atención adecuada.

El último caso que se tiene registrado en el estado, fue en 1995 originado en la ciudad de Chihuahua, sin embargo se controló de manera adecuada para evitar que se propagara al resto de la entidad.

El cólera es una enfermedad diarreica aguda, provocada por la bacteria vibrio choleare, generalmente se trasmite en alimentos o agua contamina por heces fecales, éste es un padecimiento se manifiesta como una infección intestinal.

Las epidemias de cólera frecuentemente se presentan cuando existe contaminación del agua y las condiciones sanitarias son deficientes, muy raramente se trasmite por el contacto directo de persona a persona.

Los síntomas más comunes son los siguientes: diarrea acuosa y persistente, cólicos abdominales, membranas mucosas secas, vómito, nauseas, calambres musculares, piel seca, sed excesiva, ojos vidriosos y hundidos, ausencia de lágrimas, somnolencias o cansancio, fontanelas, pulso rápido y deshidratación.

Las medidas de prevención básicas radican en prestar especial atención en la ingesta de agua y alimentos cuando se visita un lugar donde el cólera representa un riesgo para la salud pública.

Son tres aspectos esenciales los que se deben de tomar en cuenta al viajar a uno de estos lugares, el correcto desecho higiénico de las heces humanas, la calidad el suministro de agua potable y la higiene de los alimentos. En este último se recomienda cocinar bien la comida y evitar en lo posible el consumo de alimentos crudos como frutas y vegetales.

La higiene personal es otra de las medidas escenciales para prevenir la enfermedad, principalmente el lavado de manos antes de comer y después de ir al baño.