Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 6 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

De ba te, De ba te, De ba te

por Manuel Narváez 260

De ba te, De ba te, De ba te

Los candidatos sacaron su tendidito y pusieron su tanichi para ofertar lo que más llama la atención

Por. Manuel Narváez Narváez
[email protected]

Con el reto a debatir que lanza Duarte a Borruel y la respuesta de éste al de Balleza, me viene a la memoria la exigencia del entonces candidato presidencial del PAN, Vicente Fox, cuando Labastida se negaba a hacerlo; hoy, hoy, hoy respondía el guanajuatense a la invitación de Cuauhtémoc Cárdenas para postergarlo.

En México esta práctica cobró relevancia precisamente durante la campaña presidencial del 2000, en aquel entonces, el candidato oficialista, Francisco Labastida trató a toda costa de esquivar el esquema democrático de contrastar propuestas; finalmente y despúes de rehuir cuanto pudo, el debate se llevó al cabo con los resultados que ya todos conocemos. Vicente Fox acabó con el sinaloense y dejó en un cómodo segundo lugar al perredista michoacano.

Por años, la invitación a debatir salía de las filas de Acción Nacional, que lo exigía como un instrumento eficaz para que el electorado tuviese la oportunidad de escuchar las propuestas de los contendientes a puestos de elección popular, compararlas y elegir al mejor con base en ellas. Era muy común que los candidatos del PRI-gobierno se negaran a aceptar dichos debates porque implicaba conceder audiencia y espacio gratutitos en los medios masivos de comunicación a los candidatos de la oposición, so pena de exhibir las debilidades en la exposición de temas y la ausencia de una plataforma de gobierno o legislativa de sus propios candidatos.

Para la elección interna del PAN en 1998, el partido preparó debates entre los precandidatos Ramón Galindo, Eduardo Romero, Elías Saad y Enrique Terrazas, en Ciudad Juárez, Chihuahua, Camargo y Parral, de tal suerte que el panismo analizara las propuestas de cada uno de ellos. En todas las sedes la participación de la militancia que llenó los foros donde se realizaron, actuó con gran madurez y alto sentido de responsabilidad; vaya, hasta la organización y las intervenciones de los aspirantes fue un rotundo éxito.

En 2004, el candidato panista Javier Corral exigió e insistió al IEE la realización de por lo menos un debate, pero el organismo electoral, afín al PRI lo organizó restringiéndolo a un canal de televisón de baja audiencia y en un horario donde los televidentes ya estaban por dormirse, aún así, Corral Jurado exhibió la pobreza de la propuesta de Reyes Baeza y los malos manejos durante su paso por la presidencia municipal de Chihuahua.

A propósito de las elecciones constitucionales de este año, el candidato del PRI, César Duarte reto a Carlos Borruel a debatir; sin embargo, hasta ahora no se ha podido concretar ningún foro o debate. Más allá de las expresiones que uno u otro candidato han externado, lo deseable es que el IEE prepare ya la realización de por lo menos tres foros de exposición de propuestas en la que cada aspirante presente su palataforma de gobierno y el plan de desarrollo para los próximos seis años.

Los chihuahuenses necesitamos conocer que propone cada quien en materia de seguridad, salud, empleo, educación, desarrollo económico, desarrolo social, construcción de carreteras, hospitales, centros educativos, ahorro presupuestal, etc, etc. Por lo pronto ya conocemos sus ofertas para el transporte público y privado y de becas, pero es muy poco para una sociedad exigente y seria, es imperativo conocer el plan completo y una de las formas más eficaces de saberlo es a través del debate o foro, transmitido en horario triple A y por las principales cadenas de radio y televisión.

P.D. Los candidatos sacaron su tendidito y pusieron su tanichi para ofertar lo que más llama la atención, tá weno, ahora queremos que actuen como gobernantes que atienden con seriedad y responsabilidad los asuntos de gobierno. Debate ya.