Noticias de Chihuahua, Chih., a Jueves 13 de agosto de 2020

Cargando...
Cargando...

Debe conocer los factores de riesgo embarazadas

1517

Debe conocer los factores de riesgo embarazadas

Control prenatal mensual puede evitar el 90 por ciento de los partos prematuros

El noventa por ciento de los partos prematuros se puede evitar si la embarazada lleva un control prenatal adecuado, acudiendo mes con mes a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para que su médico detecte oportunamente cualquier anomalía y los factores de riesgo que podrían condicionar un nacimiento antes de la semana 37 de gestación.

La mitad de los partos prematuros se debe principalmente a infecciones de vías urinarias y cérvico-vaginales no atendidas, las cuales son responsables de la ruptura prematura de la membrana, (popularmente: “la fuente”), señaló Gustavo Rivera Vázquez, coordinador delegacional de Salud Reproductiva del IMSS.

La otra mitad de los nacimientos prematuros, añadió, se debe a que la gestante sufra previamente de una o más enfermedades sistémicas como: hipertensión arterial, diabetes mellitus y lupus eritematoso, que padezca del corazón o de riñón, y sea fumadora o alcohólica.

Recomendó que para lograr el éxito de un embarazo a término-que nace después de la semana 38 de gestación-, es importante que la mujer, desde que sospeche que está embarazada o ya lo tenga confirmado, acuda con su médico familiar mensualmente hasta el séptimo mes; después su visita será cada 15 días y al llegar al noveno mes de gestación, cada semana.

Comentó que otros factores que favorecen un parto prematuro son: incompatibilidad de sangre entre la madre y la del producto, el exceso o la poca cantidad de líquido amniótico, que la embarazada esté sometida a mucho estrés y exceso de trabajo; embarazos múltiples (gemelos o más productos) y malformaciones congénitas en el feto o en el útero de la gestante.

Cuando la mujer presenta ruptura prematura de membrana debe acudir de inmediato al hospital más cercano, pues de posponer demasiado tiempo su atención médica y de no recibir el tratamiento adecuado puede presentarse inflamación e infección uterina, e inclusive hasta un shock séptico. Se considera potencialmente infectado el binomio madre-hijo cuando han trascurrido más de seis horas de la ruptura “de la fuente”.

Explicó el doctor Rivera Vázquez que en otras ocasiones existen síntomas o signos de alarma previos antes de que se “rompa la fuente”, como son: contracciones uterinas y “que la pancita se ponga dura cada cinco, diez o quince minutos”, dolor en bajo vientre y molestias o ardor para orinar.

Precisó el especialista que las principales complicaciones de la prematurez son problemas de insuficiencia respiratoria y alto riesgo de sufrir infecciones en vías respiratorias y gastrointestinales. En caso de sufrimiento fetal se puede presentar hemorragia intraventricular y retraso mental de leve a moderado, dependiendo del grado de asfixia, ya que entre más tiempo pase sin oxigenación él bebé, mayores serán las secuelas neurológicas.