Noticias de Chihuahua, Chih., a Miércoles 20 de septiembre de 2017

Cargando...
Cargando...

Decepción previsible

por Antonio Tiscareño 105

Decepción previsible

Impiden se concreten las reformas estructurales que tanto necesita el país

Habrá quienes recurran a otro tipo de explicaciones para interpretar los acontecimientos en los que nos vemos inmersos en el día a día, pero muchos, cada ves más, disentimos acerca de la validez de sus argumentos pues los han esgrimido tantas veces y nos los han planteado tan mal, que ante nuestros ojos ya les han desgastado la fuerza que debe acompañar a toda propuesta renovadora, a estas alturas ya más que como justificaciones, tanto nosotros quienes los cuestionamos, como los mismos que los defienden, ya se los tenemos calificados como meros y vulgares pretextos.

Esas teorías que nuestros antagonistas ideológicos han defendido tradicionalmente, hasta hoy no han podido demostrar su eficacia, sino antes bien han arrojado una y otra vez resultados de insuficiencia e inviabilidad, a pesar de eso se aferran a ellas fanática y obstinadamente. Inconscientes de que al hacerlo han estado consumiendo el ya muy limitado recurso de la paciencia de este pueblo, que observa como han abusando sistemáticamente de la oportunidad que se les brinda merced al discurso universal de respeto a la pluralidad de pensamientos.

Más la tolerancia - como todo en este mundo - es un bien perecedero, de ninguna manera deben considerarlo como un recurso inagotable. Es evidente que no le han están dando el aprecio que merece quizá porque a ellos no les ha costado obtenerla, pues sabemos que los que invirtieron para adquirirla, pagando por ello un altísimo costo de sangre, sudor, lágrimas y tiempo, fueron aquellos que los precedieron en la historia revolucionaria de nuestro país y que ahora tan indignamente ellos aseguran representar.

Y en vez de aprovechar la ultima ración de oportunidad que se les está brindando, la cuál en este momento es un don escaso y por ello muy valioso, que una vez conseguido se tiene que administrar con mucha prudencia para no defraudar una vez más a quienes se los están otorgando, parece que estuvieran empeñados en lograr exasperar a los que aún les faltan de agotarles la paciencia.

Una vez más, OTRA VEZ MÁS, los cancerígenos representantes del PRI y sus metástasis los del PRD, PT y otros engendros, impiden que se concreten las reformas estructurales que tanto necesita el país para avanzar hacia la modernidad y hacia la justicia de oportunidades para toda la población, descaradamente defienden los que ellos llaman “las conquistas laborales” pero que en lenguaje de chiles y papas el resto de los mexicanos comprendemos y llamamos PRIvilegios de unas cuantas sindi-mafias.

Con ello nos condenan a las consecuencias del hartazgo popular, toda la violencia que arrasa al país no tiene otra explicación que la decepción y el descreimiento en el que la sociedad ha caído viendo como le resulta imposible por la vía de la democracia, sacudirse a este viejo cáncer de los que se dicen “políticos” que bien aplicado se debe entender como “encargados de los asuntos del pueblo”, pero que todos esos gerentes de la corrupción han usurpado para convertirse en perros guardianes de los PRIvilegios de esa casta encumbrada a la que pertenecen y que se burla a carcajadas de quienes en ellos una vez confiaron.

¿Acaso tu esperabas algún resultado diferente?, permíteme esbozar una sonrisa de amarga condescendencia y decirte que no se si admirar tu ingenua confianza o llorar por darme cuenta de que los que verdaderamente deseamos el cambio, definitivamente no podemos contar contigo para extirparnos ese tumor que nos está jodiendo… si, ese que se llama PRI (y todo lo que se le parezca).

Aurelio Antonio Tiscareño